Etiquetas

, , , , , , ,

Este solsticio de verano, Litha para los germanos, Alban Heruin para los celtas, entra el dia 21 de junio, durante muchos siglos fue una fiesta de mucha importancia para el paganismo y los pueblos antiguos, que después la iglesia tomó, como con tantas otras y rebautizó con San Juan Bautista. Sin embargo sigue siendo la Noche del Fuego.

Litha significa Fuego y representa el apogeo de la energía que desde Imbolc (1 de febrero) venimos preparando; el fin de la oscuridad, de la esterilidad, y el comienzo de la época más fértil, donde todo se renueva. Es la abundancia, la belleza de la tierra y el poder de la Luz.

La celebración del Solsticio de Verano es tan antigua como la misma humanidad. Tradicionalmente era un momento de purificación, donde se solía saltar sobre la hoguera o el caldero para conseguir un objetivo, protección, fertilidad, salud, etc., o se quemaban símbolos de aquello de lo cual uno deseaba purificarse.

La celebración de Litha es normalmente el 21 de Junio, pero varía entre el 20 y el 23 dependiendo de la rotación de la tierra alrededor del sol. Litha es un tiempo especial para mirar internamente a las semillas que hemos plantado los meses previos y para retomar los proyectos que se han dejado pendientes. En mi caso las primeras semillas las volví a sembrar y ya sus retoños tienen un buen tamaño, en el caso de aquellas que sacan flores todas han abierto y adornan mis macetas con múltiples colores.

Un tiempo de celebrar el final del año creciente y el comienzo del año menguante, en preparación de la cosecha por venir.

El rito principal consiste en encender una hoguera para “dar más fuerza al sol”, que a partir de esos días, la máxima distancia del Ecuador, va haciéndose más “débil” porque los días se acortan hasta el solsticio de invierno.

Pero simbólicamente, el fuego es el elemento purificador por excelencia y el que nos puede ayudar a quemar y desprendernos de todo lo que queremos dejar atrás en nuestra vida.

 

Anuncios