Anuncios

La Alquimia y la Alta Magia por @virginiaescobar

Etiquetas

, , , , ,

Por @virginiaescobar

La alta magia y la alquimia son ramas gemelas de un sistema conocido como hermetismo, que a su vez es la expresión de las enseñanzas de Hermes Trimegisto.

Este último nombre significa el más grande Hermes, y es el título dado por los griegos al dios egipcio Tot o Teuti, el se-ñor de la sabiduría y el aprendizaje. Se creía que Tot era el escriba de los dioses y por consiguiente poseía todo conocimiento. Debido a que la sabiduría de Egipto era concentrada en este dios, el nombre Hermes se ubicó en el tope de un extenso ciclo de literatura mística producida a comienzos de la era cristiana.

La mayoría de estos trabajos, conocidos como literatura hermética o trimegística, han desaparecido a través de los siglos, pero la tradición dice que toda la sabiduría hermética fue inscrita en una legendaria tabla de esmeralda que incluía, dentro de su enigmática escritura, todo el sistema de magia tradicional y moderna.

El mensaje es corto y lleno de terminología simbólica; su verdadero significado debe ser encontrado dentro de la propia alma del hombre. Dice así:

«Real, sin falsedad, el verdadero, aquel que está arriba es el mismo que está abajo, y lo que está abajo también está arriba, para la realización de los milagros de la única cosa. Y mientras todas las cosas son una, por la meditación de una, todas las cosas nacen de esta única cosa por adaptación. El sol es su padre, la luna es su madre, el viento lo lleva en su estómago, la tierra lo cuida. Este es el padre de toda la perfección, o consumación del mundo entero. Su poder es de integración, si es dirigido a la tierra.

Deberás separar la tierra del fuego, lo delgado de lo grueso, con gran ingenio y habilidad. Tu trabajo diestro asciende de la tierra al cielo y desciende de nuevo, y recibe el poder de los superiores y los inferiores.

Tienes la gloria del mundo entero — por consiguiente deja que toda la oscuridad salga ante Él—. Esta es la fuerza más poderosa de todas, que supera cada cosa sólida, sutil y penetrante. De este modo, el mundo fue creado. Así, resultaron todas las adaptaciones maravillosas. Por eso, soy llamado Hermes Trimegisto, tengo las tres partes de la filosofía del mundo entero. Lo que tengo que decir es completa-mente concerniente al funcionamiento del sol. »

Fuente: «Magia, hechizos y ceremonias»
Migene González Wipper

Anuncios