Etiquetas

, , ,

septimo chakra.jpg

@addais El séptimo chakra se encuentra en la Gran Sabana, desde ella sale la gran conexión con la Divinidad, con la fuerza que todo lo mueve y aunque muchos la profanan, la verdadera esencia no podrá ser encontrada por quienes viven en estado bestial.

En este lugar ocurre la Integración de la parte física de Venezuela y los aspectos espirituales de la población. Está relacionado con la conexión del país con su espiritualidad y con la integración de todos sus aspectos. Por ello, es tan importante mantenerla tal como está, pues es el portal que nos conecta con nuestra esencia divina. Es uno de los primeros puntos creados en la historia de la vida misma.

Cuando este punto es profanado, saqueado o utilizado para fuerzas oscuras, la conexión cósmica se nubla, llevando a los seres a creerse perdidos y sin fuerzas. Cada persona de acurdo a esto tiene una reacción ya sea de resignación o de violencia, pues siente que ha perdido la principal causa de su existencia. Se ve de manera enfática en las figuras públicas de la nación, aunque sucede en todos, no entienden de lo que hablan otros cuando se refieren a ellos.

Este chakra se suele activar cuando la población realiza un trabajo espiritual profundo, cadenas de oración o cualquier otra manifestación de unión. Su vibración o plena activación es la responsable del campo energético de toda la nación.

Cuando este punto está equilibrado, nos aporta el concepto de Unidad. Pero cuando hay desequilibrio nos sentiremos, en cambio, solos, desamparados y totalmente divididos. En el monte Roraima se encuentra una formación con aspecto de elefante que es de mucha trascendencia a nivel energético y que da conexión directa con la energía divina y nutre nuestra fe.

Aquí se han hecho trabajos oscuros para entorpecer la energía colectiva. Ahora que se tiene la localización exacta de los chakras de Venezuela, cada persona, sea sanador o no, puede activar y equilibrar estas zonas con solo desearlo.

En cada chakra y adyacencia, se han realizado enganches que son unos cordones que se enganchan entre unos y otros seres. Esto puede ser beneficioso o no, de acuerdo a la utilidad que se les dé, la mayoría son muy destructivos. En el caso del séptimo chakra los enganches son muy destructivos y por ello hay que procurar deshacerse de ellos. Son todos aquellos que afecten la capacidad de decisión y pensamiento de la población venezolana. Es aquí donde se encuentra el problema de la ideología de todo tipo y sus seguidores. Cuando el séptimo chakra esta acordonado, la población tiende a seguir una ideología sin pensar, sin analizar. La buena nueva es que con el trabajo de oración colectiva, entre otros trabajos de luz de todas las creencias, está haciendo que estos cordones se deshagan y cada día más gente, comenzara a despertar. @addais

Anuncios