Etiquetas

, , , , ,

Por @VirginiaEscobar

Muchos de ustedes me han pedido predicciones, pero desde mi rincón les digo que estoy muy ocupada en la calle, tratando de “Hacer que suceda…” El tiempo de predecir ya paso, estamos en tiempos de acción.

Después de Febrero del 2017 admito que caí en tristeza profunda, los oráculos indicaban un conformismo del pueblo venezolano que yo no podía aceptar, porque soy mujer y soy venezolana, y no hay nada más ladilla que una mujer venezolana inconforme.

Sin embargo algo cambió, la Luna (el pueblo) se desbordó en fuerza y energía, me imagino que se trata de todo aquello que tenían reprimido hasta hoy. “Ya no damos más, por eso lo damos todo”

Pero también les advierto que solo la Luna (El pueblo) tiene la llave para el cambio, tal vez hoy 20 de Abril de 2017 se den cuenta que no llegará una ayuda legal internacional, no vendrá superman, ni el capitán América, ni nadie a salvarnos y para eso les tengo un ejemplo: En Ruanda pasaron muchos días y miles de muertos antes de que la comunidad internacional hiciera algo por salvar las vidas que quedaban. Entre burocracias y posturas se tardaron lo suficiente para que se diera el genocidio.

Desde el 2012 mis compañeras y yo hemos repetido “El único mesías es el pueblo venezolano”

Ahora bien… Qué dicen mis cartas?

Es simple, muchas oportunidades nos ha dado el destino para salir de esta situación, pero las hemos dejado pasar. A medida que pasa el tiempo serán menos las oportunidades hasta que finalmente no nos quede ninguna. La Luna en estos momentos tiene  la fuerza para salir de aquello que nos aqueja, pero la Luna tiene dos caras una oscura y otra iluminada, aun hay gente que no entiende esto y gente que está muy clara.

Qué pasa si seguimos en la lucha de Calle? Habrá cansancio porque el proceso es largo pero el final será inminente, no será la salida ideal pero si será el primer paso para construir una mejor Venezuela.

Qué pasa si la Luna se duerme? Pasarán 22 años antes de una nueva oportunidad, y esto me recuerda a mi querida Adriana Azzi cuando en el 2002 nos advirtió que si no actuábamos pasarían más de 10 años antes de una nueva oportunidad.

Yo confío en la Luna, en su fuerza en su capacidad de cambio, porque “Ya no damos más, por eso lo damos todo”