Etiquetas

, , , , , , , , ,

Por @virginiaescobar

Indiscutiblemente este es el mes de los planetas retrógrados, tal vez esa es la explicación más sensata a la que podemos apelar a la hora de explicar todo lo que ha sucedido en nuestro entorno, desde el lanzamiento de “La Madre de las Bombas” hasta el cambio energético del pueblo venezolano.

Contamos en estos momentos con Saturno, Mercurio y Júpiter retrógrados y a partir del 20 de abril se le suma Plutón

Saturno retrógrado nos ayudará a entender el mundo que nos rodea, así que no te alarmes si de repente comienzas a “sentir” más de la cuenta, ya que este planeta nos lleva a aislarnos para “pensar mejor” y estar en contacto con nosotros mismos, para evaluar situaciones y tomar decisiones definitivas, pero también nos volvernos personas demasiado cerradas, tercas u obstinadas, e inclusive fatalista. Sin embargo, en su lado positivo, este movimiento aumenta nuestra sabiduría y nos ayuda a tomarlo todo como un factor de crecimiento personal.

Júpiter, que es uno de los planetas retrógrados, es normalmente el planeta de las oportunidades, pero cuando está retrógrado nos lleva a pensar en la moral y las costumbres, sobre todo aquellas del pasado .  Nos vuelve uno un tanto rígidos o inflexibles en cuanto a costumbres. Por lo que lo mejor es concentrarnos en su aspecto positivo, que es la ayuda que nos proporciona, para estabilizar nuestro mundo espiritual.

Con respecto a Mercurio Retrógrado parece ser el más popular o conocido de todos, hasta podríamos aplicarle ese dicho de: “Crea fama y acuéstate a dormir”, pues bien, Mercurio nos dejará incomunicados porque cuenta con el apoyo de Saturno que nos condice a un encierro voluntario y con Júpiter que nos lleva a ser inflexibles. Así que durante este periodo las comunicaciones serán dificiles y el entendimiento nulo, las peleas por falta de acuerdo aumentan y los aparatos relacionados con las comunicaciones tienden a fallar.

Finalmente el 20 de este mes se suma Plutón a este grupo de planetas retrógrados, que trae luchas de la humanidad como una lucha personal. Es el planeta de los extremos, es todo o nada. Por eso hay que ser muy prudente para evitar confrontaciones personales, guerras o querellas cuando ocurren estos tránsitos, y más aun si le sumamos la energía retrógrada de Mercurio, Jupiter y Saturno.

Mi recomendación… Cuidemos mucho la comunicación, practiquemos la paciencia y cuando hagamos introspección no caigamos en la negatividad. Recuerda que las energías son pasajeras y que nosotros somos libres de accionar y decidir, una vez que somos conscientes del campo energético de nuestro entorno podemos manejarlo a nuestro favor.

Anuncios