Etiquetas

, , , , ,

De Conny Mendez @manoazul

TORMENTA – CAHUAC
Transformación
Con el Tono ESPECTRAL que es en esencia LIBERACIÓN con el poder de DISOLVER y la acción de DIVULGAR. El tono ESPECTRAL tiene como característica su PROPIO PODER DUPLICADO.

La TORMENTA encuentra que todo brota de su ser: la palabra divina. Canalizas la autogeneración, acelera o disminuye la autogeneración. Nuevamente encuentra al ser donde encuentre sus transformaciones que preceden a la realización completa. TORMENTA es energía amistosa, transformadora, clarificadora, multifacética, liberadora de la mente, cuerpo de luz. El éxtasis de la libertad. Activador para la ascensión. Inquieto, ser de trueno. Iniciado por el fuego, purifica y reúne… CAHUAC-TORMENTA tiene mucha energía, tanta que a veces debe aprende a dosificarla. En su sombra tormentoso, muy discutidores.

CAHUAC es la iniciación del fuego, el pasaje de luz, la llegada de los truenos que traen la última transformación. CAHUAC representa a la tormenta: la lluvia purificadora, y los relámpagos que quiebran toda estructura falsa de la realidad. La TORMENTA-CAHUAC es la purificación del “cuerpo-templo” y el encendido del cuerpo de luz. En estos últimos años, la energía de la tierra se está acelerando tanto, que la persona que no está conectada con la esencia de su ser y cree en la ilusión de la separación, (esas parte falsa del ser) no puede soportar la llama de trasmutación. Solo tu verdadera identidad sobrevivirá a estos fuegos, ya que renacerás en el corazón de Todo Lo Que Es. La TORMENTA te provee del agua que purifica y apaga tu sed espiritual. En este estado de conciencia, te pararás deseoso de rendirte a todo. Te rindes a lo que parece estar en orden para convertirte completamente en lo que verdaderamente eres. Das un paso hacia los fuegos de lo desconocido, y cambiarás para siempre…

Con la energía de CAHUAC, sentirás, quizás al principio, como si tu vida no estuviera como solía ser. Los viejos métodos no están resultando, y las simples percepciones pueden tomar distintos significados. Quizás te encontrarás diciendo ”Me siento sobrepasado. No estoy seguro de nada”. Hasta puedes sentir que estaas teniendo un quiebre con tus viejas creencias. Pero en el nuevo modelo, un colapso se convierte en una apertura. Simplemente has llegado al límite de quien creías que eras. La TORMENTA te cataliza y prepara tu sistema nervioso para la completa transformación. Es la tormenta electromagnética de transmutación, la limpieza y la precipitación de tus cuerpos físico, mental, emocional y eterio. Al alinearte con las energías descendentes y al lograr una evolución de conciencia, la vibración de tu cuerpo se eleva, convirtiéndose en más liviano, menos “denso”. Tu nueva alineación enciende la precipitación del proceso que trasmuta las sombras del pasado, incluyendo experiencias, juicios de valor, formas de pensamientos, y viejos modelos que te mantenían anclado.

Al entrar en esta nueva vibración, puede que te sientas des-balanceado. En este cambio transformacional, sentirás inusuales sensaciones en cada nivel de tu ser. Sentirás desbalances físicos y emocionales y reestructuración. Tus problemas serán catalizados y se presentarán ante ti para que los resuelvas.

CAHUAC es una tormenta de transformación interna, una parte natural del proceso de cambio vibracional.

Ya sea que la experimentación de tus cambios sea consciente o inconsciente, el cambio vibracional está ajustando tu energía, acomodándola al fluir de la luz. Estas nuevas frecuencias alimentan cada parte de tu ser. Al progresar tu transformación, empiezas a tomar conciencia rápidamente del material inconsciente que todavía tienes que procesar. No puedes escapar más a los efectos de tu sistema de creencias. Puedes sentir más rápidamente los miedos y las imágenes negativas. Experimentas la transformación como algo que está ocurriendo de adentro hacia afuera. Las cosas parecen “cocinarse” dentro de ti.

Tu resonancia innata con estas energías puede traerte experiencias intensas. Por ejemplo, puedes tener sensaciones extrañas en tu cabeza y al activarse la glándula pituitaria, puede que sientas zumbidos en los oídos, dolores musculares o en las articulaciones, desorden en el sistema nervioso, temblores, sensaciones de calor, y palpitaciones en el corazón. Hasta puedes tener reacciones en la piel y el sueño alterado. Tal intensidad a veces te hará sentirte sobrecargado, pero tu corazón te dirá la diferencia entre estas experiencias y los problemas reales de salud. Estos cambios suceden por la alta frecuencia de luz en tu sistema, y son parte natural del proceso de ascensión.

Si juzgas, niegas o resistes tu proceso, amplificarás estas sensaciones. Evita etiquetarlas como dolorosas o incómodas. Cuídate. Pide guía o apoyo, lo que facilite tu proceso mental y físico.

Ofrece tu experiencia al Espíritu. Como respuesta, el Espíritu te dará la sabiduría para tu perfecta evolución.
Una herramienta poderosa que ayudará a este proceso de transformación es la meditación, abriéndote al Espíritu, fusionando tu ser enteramente en luz y amor. Esto puede sonar simple, pero produce profundos resultados.

Como la gestación y el nacimiento, una vez que comienza tiene un innato desarrollo. Este proceso implica una precipitación física, una aceleración y re-estructuración electromagnética. Esta transformación está activando cada aspecto de tu ser.
Recuerda que tú has elegido tomar parte en este renacimiento, tanto a nivel planetario como personal: el sueño planetario, el milagro en la Tierra es lo que has traído aquí. Te estás convirtiendo en el modelo vivo de esta nueva realidad. Como emisario del gran cambio, eres un transformador del mito colectivo.

Un simple catalizador de esta fuerza es la integración de la dualidad. La integración personal de la sombra es lo que creará el milagro. La sombra personal es simplemente aquella que está separada de la luz de conciencia. Al integrar a la sombra, te liberas de las ideas de bueno o malo, bondad o maldad. La sombra te otorga la posibilidad de traer toda tu esencia expansiva. Otro elemento de la TORMENTA es llamado el “flujo de pulsación”, que consiste en la oscilación de conciencia como onda unificada entre los mundos finito e infinito, y entre materia y energía. La energía de conciencia de esta onda es lo que actualmente crea y mantiene junta a la realidad física. El flujo de pulsación no se percibe excepto en experiencias trascendentales. CAHUAC te ofrece una metamorfosis vibracional, una liberación de la densidad y una liberación de la ilusión de separación. José Arguelles describe a la densidad como: ”la incapacidad de percibir las frecuencias armónicas y sus sobre tonos con todo el cuerpo”. A pesar de que las realidades físicas y no físicas parecieran estar separadas, son partes de una onda unificada, el circuito en donde todas las cosas vuelven a ellas mismas. Al conectarte con esta onda, eres no tiempo y uno con todas las cosas, experimentando la realidad de “Yo soy aquello que soy”.

Al expandirte en un nuevo paradigma vibracional, las viejas construcciones de la realidad se caen. En la sombra de CAHUAC están los problemas de separación espiritual. La intensidad de tu deseo de “volver a casa” se encuentra siempre en contrapartida con la misma fuerza que viene de la creencia colectiva en la separación. Por momentos, incluso puedes llegar a sentir desesperación e impotencia en este aparente espacio entre tú y el Espíritu. la TORMENTA es el miedo a la pérdida, el miedo que, al saltar a lo desconocido, pierdas todo, compañeros, seres queridos, apegos, posesiones -quizás incluso tu cuerpo y tu mente. CAHUAC es el crisol de la revolución. Esta transformación incluye tantas cosas, que hasta puede llegar a que no te animes a asumir riesgos por temor a la profundidad del cambio. Quizás tengas sentimientos de desesperación o de dejar todo. A pesar de que parezca atemorizante, este proceso está allí para servirte para magnificar tus sentimientos hasta que los abarques usándolos como combustible que te impulse a la transformación.

Otra sombra de CAHUAC cae en aquellos que buscan escaparse o trascender la realidad de la Tierra a través de adicciones de todos los tipos ya sean substancias, miedos, dudas acerca de uno mismo, confort material, relaciones, obsesiones … Las adicciones son como los ritos incompletos del camino, donde la conducta compulsiva crea un sentimiento de estar atrapado más que de estar libre. Puede ser que aparenten una sensación de libertad, pero solo la conexión espiritual puede ofrecerte verdadera libertad. “EL DESEO POR UN NUEVO ESTADO PUEDE CONVERTIRSE EN UN INDIRECTO CAMINO ESPIRITUAL A LA TRASCENDENCIA”

Aunque el escape sea incompleto, eventualmente puede traerte la oportunidad de una profunda transformación.

Cualquier ilusión que tengas acerca de ti mismo se amplifica muchísimo a través de las lentes de CAHUAC.

La negación puede verse como algo que consciente o inconscientemente, te mantiene alejado de ti mismo, creando una energía de pérdida y desconexión de tu potencial.
De todas maneras, eso que sientes perdido vuelve a ti cuando te perdonas. Acepta tu proceso humano, liberando el poder y el potencial que ha sido cerrado en tus emociones basadas en el miedo. Acepta tus conductas como parte de tu aprendizaje. Deja ir la rigidez en tus sistemas de creencias que mantiene a la negación en un lugar privilegiado.

La aceptación es el permiso que crea libertad. Puede que tengas la tendencia de negar tus sentimientos y tu proceso de crecimiento, pensando que estas por arriba de esto o que ya lo has trabajado. La negación amplifica e intensifica el sentimiento hasta que se hace consciente. Sabe que la intensidad de tu proceso también esta saneando tu memoria celular y genética, como también las cosas humanas a nivel colectivo y el planeta. Simplemente acepta la verdad de tu experiencia, sin importar cuán intensa o difícil pueda parecer. Abraza todo lo que te está pasando, y recuperarás toda la energía vital que puede aplicarse para el propósito de evolución.

La sabiduría armónica para la TORMENTA es la libertad, que puede definirse como el estado de no estar condicionado por el destino, karma, necesidad o circunstancias de nuestras acciones o decisiones. La libertad es una realidad abierta donde sabes que estás eligiendo cada momento de tu vida. Este estado del Ser surge de una interna percepción de la realidad. Es entender que eres un “actor”, libre de actuar cualquier parte en cualquier momento, sin estar apegado a eso. Trabajas con los “guiones” de tu vida, tus apegos y percepciones, para liberarlos. Desde esta perspectiva surge la mayor libertad: aprender a vivir en unión y armonía natural con la voluntad divina.

Usa a la TORMENTA para limpiar aquello que quieres dejar fuera de ti, lo que te queda chico, aquello que te pesa y te impide crecer. Vacíate, purifícate, vuelve a tu viaje interior. Desde este punto te energizarás, te transformarás, te reencontrarás con tu Ser Esencial, y crearás los sueños que deseas vivir… (Fuente Marcela Lerner)