Etiquetas

, , ,

Imagen relacionada

Una conversación muy amena llega a oídos extranjeros, la jugada ha salido perfecta pero siempre hay un detalle que se escapa.

Las palabras viajan y las paredes tienen oído. En un intento desesperado alguien dice aviones contra pies, no es buena idea.

Una organización colapsa e inventan otra, diferente nombre, mismo propósito.

Mujeres enfrentadas del mismo bando, no cumplieron la promesa, ya su trabajo fue realizado, no hace falta y la traicionan. Ella ya lo sabía.

Presidentes de instituciones públicas y privadas en reunión donde no se llega a nada.

Calle y veredas con gente caída, agachadas y escondidas. Cuando la paciencia se le acaba al inocente es más peligroso y cualquier cosa puede suceder.

Una carta pasa de mano en mano, ahora la tiene quien inicio la debacle, tal como lo había planificado, así ha llegado el suceso.

Montañas con secretos y lo que se había olvidado vuelve a ser noticia. Lo que tiene mucha evidencia es mejor silenciarlo.

Gentes en barrotes darán las instrucciones de rigor, están libres aun entre rejas y gentes con gran opulencia las rodean unas esposas de esclavitud y grillos de conciencia.

Gentes con collares, uniformes y algo más se trasladan por pasillos largos buscando documentos ilícitos.

Una mordaza corroe un corazón.

Se horrorizaran por lo que verán y oirán, pero la principal tarea de la población será no someterse ni conectarse con ese hecho soez.

Oraciones en los cuatro puntos cardinales harán que se mueva lo que parecía imposible.

Bases moviéndose y pagando justo por pecadores.

La palabra elegir hará correr y pronunciar nuevas resoluciones pero solo la unión le devolverá su lugar.

El trabajo de pocos será silenciado, más allá de las teclas es la solución.

Un medio de comunicación con serios problemas por algo que transmite, que se escuche o se ve, cosas que no se pueden ocultar no que se quieran.

Norte, voz de mando. Sur, movimiento. Este, reuniones y Oeste, acción. Así es como se mueve la nación o por lo menos, comienza la planificación.

Las colas toman otra dirección y un documento será pisoteado.

Cuando el gran desenlace suceda, la población no lo creerá de tanto que la han timado, pero al darse cuenta de la realidad, las paredes retumbaran y cuerpos caerán. @addais

Anuncios