Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Por @virginiaescobar

Para este día tenemos la carta del 6 de Oro que es de significados ambivalentes. El lector debe ser capaz de, según el contexto, distinguir si la figura del Consultante se corresponde más con la persona que da o la que recibe.

Si es la que da, estamos ante un signo de prosperidad económica, bien mensurada de tal forma que puede seguir fluyendo. Si el cuatro de oros nos alerta sobre la avaricia como forma ineficaz de mantener las riquezas, aquí encontramos una forma totalmente satisfactoria de conservarlas.

En caso de que sea más adecuada la figura que recibe, del mismo modo encontramos que esa persona encuentra lo que necesita para mantener su situación: si está en busca de ayuda la encontrará.

En ambos casos el mensaje es el mismo, pero con el matiz de la necesidad o la abundancia. La carta alerta sobre un adecuado equilibrio personal.

También sobre el riesgo de caer en la complacencia del que pide. Su situación no es tan grave, pero si no hace nada para cambiarla, se mantendrá estable.

El seis de oros puede indicar una relación personal desequilibrada, una persona es dominante sobre la otra. Pero no es un dominio agresivo o violento, sino algo que satisface a ambas partes.

También puede referirse a una relación de jefe-empleado, profesor-alumno, mentor-pupilo en la que la heterogeneidad resulta positiva.