Etiquetas

, , , , , , , ,

Cuando hablamos de los Huevos de Pascua se confunden tradiciones y más en estos tiempos que las fiestas paganas tienden a ser muy comercializadas.

Se piensa que el origen de la tradición de comer huevos al finalizar el invierno es una legado de la Edad de Hielo. Tras el duro invierno, y cuando apenas quedaban provisiones, con la llegada de la primavera volvían las aves desde el sur y empezaban a poner huevos, de los que se alimentaban los seres humanos hasta que podían volver a cazar y sembrar con la llegada de mejores temperaturas.

En los albores de la Edad Media, durante las celebraciones se regalaban huevos de gallina o de pato a los niños. Los cristianos adoptaron esa tradición y, probablemente, la prohibición de comer huevos durante 46 días de penitencia (Cuaresma), decretada por la Iglesia en el siglo IX, fue lo que hizo tan popular su consumo tan pronto empezaba la Pascua.

Los huevos eran guardados durante los días prohibidos, y cuando se terminaba esta etapa de ayuno, se regalaban de unos a otros. Para conservar y mantener frescos los huevos, se bañaban en una fina capa de cera líquida, creando así la costumbre de colorearlos y decorarlos para regalarlos después.

En la Wicca…

Los huevos se pintan y se decoran y dentro se colocan buenos deseos, augurios prometedores y hechizos con contenido de sanación, amor, triunfo, poder, etc.

Posteriormente se esconden o se deja que el azar haga su trabajo para que esos deseos sean repartidos entre los participantes. Con el fin de que puedas saber que te espera o que te regalará la primavera.

por lo tanto te invito a pintar cascaras de huevo en familia o con amigos, y posteriormente escribes buenos deseos, tan buenos como si fueran para ti y posteriormente obséquialos en la fiesta de Ostara, el día del equinoccio de primavera. Recuerda que todo lo que uno se desea se devuelve en tres.

Anuncios