Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Por @virginiaescobar

Para este día tenemos la carta del nueve de espadas representa la infelicidad que se siente en esos momentos.

A diferencia del dolor de la carta de tres de espadas que proviene del exterior, el dolor que representa el nueve de espadas, es ese que lastima nuestro interior. Nos atormentan los miedos y las dudas, las preocupaciones (más frecuentemente), los pensamientos que dan vueltas en nuestras cabeza y se niegan a dejarnos en paz.

La culpabilidad es otra fuente de dolor, cuando hemos hecho cosas que sabemos están mal, la angustia y el remordimiento nos quitan el sueño.

La carta del nueve de espadas lleva a pensar en una persona que está pasando por momentos de gran dolor. Ha podido perder a un hijo, o un padre. Puede que acabe de conocer la noticia de una enfermedad terrible en alguna persona muy allegada.

Se trata de un dolor repentino, insoportable, que nos afecta física y mentalmente. Si en el tres de espadas ya se está en camino de la recuperación, aquí nos encontramos con que acaba de hacerse manifiesto. Aún no hay ningún tipo de proceso de mejora.

La carta puede significar una muy mala noticia, recién revelada y ante la que no podemos hacer nada.

Refiriéndonos a problemas de la salud, puede tratar de trastornos graves del sueño. O incluso a que un gran mal nos será manifestado. Si estamos pendientes de unos análisis, lo más probable es que el resultado sea negativo.

También sin embargo puede que todas estas preocupaciones, como las espadas, estén en el aire, sólo dentro de nuestra cabeza. Si somos capaces de reflexionar, nos daremos cuenta de que pueden ser solucionados. Pero para eso tenemos que ser capaces de sobreponernos. Este sentido se opone a la figura del tres de espadas invertido, en que nos negamos a resolver nuestros problemas mediante una postura emocional. Aquí la mente debe prevalecer.