Etiquetas

, , , , , , , , , ,

whatsapp-image-2017-03-01-at-10-44-41-am

Por @virginiaescobar

Para este día tenemos la carta del dos de espadas, “Nada entra y nada sale”, parece decir.

Las dos espadas se refiere a las barreras que ponemos entre nosotros y las personas que nos rodean, y las que creamos en nosotros. Internamente, bloqueamos las emociones y nos rehusamos a sentirlas. Hemos estado buscando la verdad y pretendemos que todo marcha bien. Pensamos de una manera. Pero sentimos de otra. Muchas veces, dividimos partes de nosotros y tratamos de mantenerlas ajenas, aunque sabemos que necesitan ser reconciliadas.

En las lecturas, el dos de espadas aparece cuando no estamos dispuestos a aceptar alguna verdad acerca de nosotros o de la situación. ¿Qué es en realidad lo que sentimos, estamos resistiendo a sentir por miedo a ser heridos?, ¿nos sentimos furiosos a pesar de sonreírle al mundo?. Notemos la venda de la mujer, ella no puede ver la verdad ni siquiera reconocer que hay problemas.

La barrera más común es un corazón cerrado. Cuando nos bloqueamos emocionalmente, servimos como la conexión que permite salir nuestro amor. Generalmente esto es necesario, pero siempre tiene un alto costo. Cada vez que cerramos nuestro corazón, nos resulta más difícil poder abrirlo . Otra barrera es la encrucijada, una situación sin aparente salida.

Cuando ninguna de las partes quiere ceder, no se puede avanzar y tampoco retroceder. Para romper éste ciclo, los “oponentes”deben hacer las espadas a un lado escucharse el uno al otro. La lección del dos de espadas es que las barreras no son una respuesta. Es necesario estar abiertos para encontrar la paz y la plenitud.

Tenemos que trabajar ese sentimiento y así solucionar los problemas de fondo.

Feliz día!