HONCDONC INDIFERENCIA (2).jpg

Por @Kybba

Según Sonia Café, en su juego “Transformando Dragones”, éstos simbolizan los aspectos negativos de las emociones que no admitimos en nosotros mismos y que están allí para despertarnos del letargo y entregarnos su tesoro escondido: las cualidades asociadas con la sabiduría, el conocimiento y la energía primordial que se encubren tras la apariencia de un grave defecto o un enorme miedo.

Éstos dragones aplican tanto para las personas como para las naciones pero, dado que energéticamente el país es la suma de sus habitantes, todos poseemos esos dragones dentro de nosotros como parte de un colectivo. Si trabajamos nuestro dragón interior individualmente y sacamos el rico tesoro, contribuimos a que Venezuela entera se vuelva LUZ.

Para Venezuela, hoy muestra su cola HONCDONC, el dragón de la indiferencia y la apatía. Éste dragón no siente nada, desconoce sus sentimientos y no le interesa nada, no se comunica con nadie, no le importan las necesidades del vecino y no ayuda a nadie quienquiera que sea. Se les parece a algo?

Su regalo escondido (el otro polo de la emoción) radica en la capacidad para atender necesidades de otros, solidaridad profunda con la Creación entera y cuidado amoroso propio de los seres compasivos.

Como lo transformamos? Comencemos a cuidar cada persona, animal o entorno que Dios nos ha confiado con el calor del amor interior. Todos los días, a cada momento.

 

 

Anuncios