Etiquetas

, ,

Imagen relacionada

@addais

Venezolanos, en Venezuela y en el exterior, nuestra situación como colectividad es un tanto incomoda en estos momentos, sea cual sea tu creencia, ideología, sexo, etc. Esto debido a que vivimos un momento histórico crucial dentro del plano físico y un momento histórico crucial en el plano espiritual. Todo lo que vemos y sentimos, venga de cualquier causa, tenga nombre, bando y posición, nos ha llevado a sacar nuestro lado más oscuro, no solo a un grupo sino a toda la población. El lado más oscuro de una población está representado por múltiples facetas, entre ellos odio, rencor, violencia, corrupción, miedo, falsedad, desidia, indiferencia, inercia, critica, juicio, etc., etc. Cada uno de nosotros, sin excepción, hemos sacado nuestro lado más oscuro y la suma de todo ello, es lo que está plasmado en lo físico. Independientemente de que veamos a los culpables, a las víctimas, nos localicemos como actores, protagonistas o papeles extra o ninguna de las anteriores.

Esa es la gran verdad, estamos viviendo un momento oscuro con lo mas sombrío de nuestro Ser y aunque esto no es lo que somos, ya que somos luz, estamos inmersos en esta experiencia con plena consciencia no recordada. Suena extraño pero es nuestra realidad. Ahora tenemos dos opciones, seguir saboreando lo amargo de las tinieblas o cambiar el esquema impuesto.

Nadie saldrá a la calle, nadie exigirá derecho, ni pasara nada diferente, si cada uno de nosotros, no acepta que está en oscuridad y comienza a iluminar desde su Ser. Aunque esperes con fervor, en posición suplicante que alguien venga y te saque de este atolladero, nadie se acercara hasta que des el primer paso. No se trata de una marcha, de una protesta o de un tiroteo, se trata de que tú mismo te des cuenta de tu actuar oscuro, ínfimo, si es posible, pero oscuro y decidas cambiarlo. Si tu vas a una marcha con la convicción firme de que no deseas vivir más en corrupción y por tanto no admitirás nunca más un acto corrupto ni tuyo ni de nadie, podrás ver que producto de esa marcha sucede algo diferente, cualquier cosa, que será tendencia a prolongarse hasta obtener resultados. De otra forma, cualquier acto que se haga en nombre de la libertad atraerá sumisión, pues la palabra dice una cosa y el sentimiento otra, como una sombra.

Fíjense el espejo que nos muestran a cada momento, tomemos un ejemplo de fácil acceso, en los medios de comunicación de toda índole, se habla con tonos groseros, palabras que antes no eran frecuentes en el vocabulario por su contenido vulgar, ahora es de total normalidad, sea con o sin razón, se trate del vulgo o de los gobernantes. Esto parece que no dañara a nadie, mas daña mucho cuando de respeto se trata. Nos faltamos el respeto unos a otros a cada instante y luego exigimos que nos traten con decencia. Hablamos una cosa y luego decimos otra.

Esto sucede en todos los niveles y por ello se hace necesario hacer un alto para revisar que ocurre y como retomamos la senda del buen vivir. Y muchos se preguntan que es el buen vivir? No se trata solo de los anaqueles llenos, seguridad, empleo, etc., pues estos son solo consecuencia. El verdadero buen vivir comienza desde cada ciudadano respetando su vida y la de otros. Dando un ejemplo diferente en cualquier calle del país, enganchándose a soluciones y no a los problemas.

Todos los días decimos y repetimos hasta el cansancio, que la situación esta mala, que no hay esto, que no hay lo otro, bla, bla, bla, pero cuando se pregunta por soluciones en algunos, hay un silencio profundo, en otros, una descarga muy sentida hacia quien es el culpable de turno y claro nuestra palabra que es un decreto fortalece mas lo que tanto criticamos. El lado oscuro divirtiéndose con nosotros, ya que nos tiene presos y sin salida.

Ya todos sabemos de lo que padecemos, ya sabemos lo oscuros que podemos ser y toda la oscuridad que podemos crear, ahora es tiempo de hacer lo contrario, es tiempo de solucionar desde nuestro Ser y nuestro entorno. Observa cada cosa que criticas y proponte a realizar lo contrario, allí mismo donde te encuentras, es difícil, verdad? Si te diste cuenta de lo difícil que es criticar a un bachaquero y no comprarle el producto que lo estas necesitando imperiosamente. Si alguien se te coleo en la fila y te diste cuenta lo difícil que es corregirlo sin elevar el tono de voz. Si alguien realizo una injusticia en tus narices y te diste cuenta lo difícil que es exigir tus derechos sin recurrir a la violencia, entonces has reconocido la oscuridad en ti, tu entorno  y estas en capacidad de realizar los pasos para conseguir las posibles soluciones a esta crisis que mas que económica, política y social, es una crisis interna de luz y oscuridad.

También esto es  válido para quienes se fueron buscando otros rumbos y otras formas de vida, allá tu oscuridad te golpeara más fuerte. Es luchar por lo que eres, lo que acostumbrabas a ser y lo que aprendiste a ser. Una trilogía que desata miles de emociones, plasmándolas e momentos muy angustiosos, entre dos mundos, tu origen y tu camino. En ese nuevo país, no podrás dejar las cosas a medias, no podrás huir, porque te llevara a un circulo vicioso sin fin que solo termina cuando decides iluminar con tu verdad.

Nuestros gobernantes, dirigentes, oficialistas, opositores, etc., solo nos están mostrando hasta donde llega nuestra oscuridad interna, hasta donde permitimos que nuestra luz se apague y que nuestra misión se cercene,  cuando esto sea reconocido, ya no tendrán razón de existir y allí se termina el juego. De lo contrario, desaparecerán personajes pero el hecho seguirá latente, con otros nombres pero con la misma esencia. Venezuela, estas hecha para ser mucho más que un país dentro de este planeta y por ello, nos albergas con toda nuestra dicotomía y más. De allí que vemos tanta riqueza física y tanta pobreza humana. @addais

Anuncios