Etiquetas

, , , ,

Diversas celebraciones modernas realizadas en los países nórdicos tienen sus orígenes en tradiciones que surgieron en las fiestas de los antiguos paganos, y a ésta no escapa el homenaje a Odín que es considerado el dios principal de la mitología nórdica.

Su papel, al igual que el de muchos dioses nórdicos, es complejo. Es el dios de la sabiduría, la guerra y la muerte. Pero también se le considera, aunque en menor medida, el dios de la magia, la poesía, la profecía, la victoria y la caza.

Odín reside en el Asgard, en el palacio de Valaskjálf, que construyó para sí y donde se encuentra su trono, el Hliðskjálf, desde donde podía observar lo que sucedía en cada uno de los nueve mundos. En la batalla blandía su lanza, llamada Gungnir, y montaba su corcel de ocho patas, llamado Sleipnir.

Odín conoce el secreto de las runas. Estas son la lengua de los poetas y los caracteres tallados en madera y piedra; las hojas de las espadas, los vasos de los caballos y son el origen de todo conocimiento y de cada fuerza. Odín obtiene estos conocimientos convirtiéndose en el primer Erilaz, o “sabio de las runas”.

El 17 de enero es una de las fechas consagradas al Padre de Todos, considerado por muchos paganos el más grande de todos los Dioses, es un día para pedirle que sus cuervos sean tus ojos, sus lobos tu fuerza, su lanza precisa tu acción acertada, su anillo tu sostén y su sabiduría tu guía.

Sé que colgué de ese árbol barrido por el viento,
Meciéndome durante nueve lasrgas noches,
Herido por mi propia espada,
Ensangrentado para Odín,
Yo mismo una ofrenda para mí mismo:
Atado al árbol
Del que ningún hombre conoce
Hacia dónde corren sus raíces.
Nadie me dio pan,
Nadie me dio agua.
Hacia los abismos más profundos me asomé
Hasta que avisté las Runas.
Lanzando un rugido las tomé
Para luego caer, aturdido y débil.
Gané bienestar
Y sabiduría también.
Crecí y me regocijé con mi crecimiento:
De palabra en palabra
Fui guiado hacia otra palabra,
De una acción hacia otra acción.

Fuentes: Wikipedia y Ser Pagano

Anuncios