Etiquetas

, , ,

@KaremBarratt

Tarot estampa para la sanacion 2017.jpg

Hola chicos y chicas: ¡feliz 2017! Aunque no lo he hecho oficialmente un propósito, en los últimos días he decidido confiar en mi intuición y hacer cosas inesperadas y cambiar planes a último minuto. Por los momentos parece estar funcionando. Anoche, a eso de las 11; 30, hora inglesa, me vino la inspiración para una serie de tarot-estampas, que, para ser sincera, no las he analizados mucho, sino que, así como vinieron a la mente las prepare. Las iré compartiendo y analizando aquí, por tanto, disculpas de antemano por errores ortográficos y demás. ¡Besos!

El arcano mayor de esta estampa es el ángel de la templanza, usualmente relacionado con la sanación física, espiritual y emocional. Ese verter de aguas de cáliz a cáliz nos recuerda que mucho de lo que necesitamos para sanar esta en nosotros mismos: solo tenemos que moverlo, airearlo, purificarlo. Esto no niega para nada que se necesita de ayuda externa, pero nos dice que el germen de la sanación ya lo tenemos, ya sea este nuestros genes, nuestra actitud, nuestra intención de mejorarnos, el uso de la mente y la oración, el auto-cuidado y demás.

Las espadas están representadas por el cuatro de espadas, que, así como puede indicar enfermedad, también indica convalecencia y el reposo necesario para curarnos. La carta nos dice que nos tomemos nuestro tiempo, que nos dediquemos a nosotros mismos, cuanto sea necesario, para sanarnos realmente. Igualmente nos pide mantener los pensamientos negativos a raya y no buscarle la quinta pata al gato, como quien dice, con respecto al proceso de sanación.

Las monedas están representadas por el ocho, que es una persona que trabaja duro y correctamente para lograr un buen producto. Las monedas están relacionadas, entre otras cosas, con el cuerpo y esta carta en particular con el cuidado del mismo. La carta nos pide hacer los cambios necesarios para llevar una vida más sana, y más importante aún, continuarlos, ya sea para sanarnos o para mantener la salud, así esos cambios sean algo inconvenientes o hasta difíciles de llevar a cabo.

Las copas están representadas por el 10 de copas, que usualmente significa felicidad completa. Esta carta busca llenarnos de ánimo, recordándonos todo lo que podemos experimentar y vivir una vez sanado y lo mucho que estamos creciendo y aprendiendo durante el proceso de curación. La carta está muy ligada a la familia y a las relaciones y nos pide atrevernos a confiar, ser vulnerables y pedir la ayuda requerida a nuestros seres cercanos, sin tristezas o reconcomios. Cuidar a un enfermo no es fácil, pero si el paciente muestra aprecio, amor y paciencia para el que cuida, todo se hace más llevadero.

Los bastos están representados por el ocho, que habla de movimientos y cambios rápido y en este caso busca agilizar la energía de la sanación, para que esta se dé lo más pronto posible. Pero igualmente nos recuerda que sanar implica cambios, internos y externos y debemos estar dispuestos a aceptarlos y hacerlos nuestros. Nadie pasa por un proceso de sanación, físico, mental o espiritual, quedando exactamente igual o como era antes de comenzarlo.

La realeza está representada por el Rey de Monedas. Recordando de nuevo que las monedas se relacionan con el cuerpo, esta carta busca llamar a nuestra vida al experto que nos puede ayudar a sanar, sea una persona, una institución, un maestro, un libro, un taller, etc. También llama a las energías monetarias, para que se nos abran los caminos a acceder los recursos necesarios para sanarnos.

La suma de todos los números de las cartas termina reducida a 2. En numerología el dos está muy conectado a la Madre, a la energía femenina, a la Tierra. Las relaciones personales son muy importantes con este número.

Esto me dice que, a la hora de sanar, debemos nutrirnos amorosa y gentilmente; salir a la naturaleza, respirar aire puro, comer los más sano y natural posible. Como dije antes, atrevernos a ser los débiles de la partida y dejarnos cuidar, aunque usualmente nuestro rol sea el contrario, el del que cuida. Aunque parezca contraproducente, si n tenemos muchas relaciones, crear algunas puede ayudarnos a sanar, como sería adoptar a una mascota o hacer voluntariado de acuerdo a nuestras circunstancias.

El 2 resuena con la belleza, por ello parte de la “receta” es la de rodearse de cosas que consideramos bellas, artísticas y armónicas. De la misma manera, es un tiempo de ser un poquito egoísta, por un lado, no dejando llevar por los dramas de otros, y empática por el otro, encontrando inspiración en personas que han superado o sobrellevado situaciones parecidas a las nuestras.

Al dos le gusta unir los opuesto, el yin y el yang, así que yo diría que a la hora de sanar es bueno usar dos modalidades o complementar un tipo de sanación con otra, algo así como ir al médico tradicional, pero también practicar meditación o algo parecido.

 

Como usar la estampa:

Soy de la firme creencia que una de las razones del éxito del Tarot es que los arquetipos e imágenes viven en nosotros; son parte de la experiencia humana y nuestra psiquis. En ese sentido, se puede usar la estampa como una mándala: observándola mientras se respira profundo, se relaja el cuerpo, se deja pasar los pensamientos sin aferrarse a ellos y se mantiene el enfoque en la imagen. El mensaje de la estampa llegara al subconsciente.

Peeeeroooo….también me gusta ser más activa. Así que puedes usar la estampa como guía de visualización. Imagínate dentro de cada uno de los recuadros. Nota con el mayor detalle posible (lo que ves, lo que e escuchas, lo que hueles, lo que sientes) todo a tu alrededor. Acércate a la figura y a) pregúntale si tiene un mensaje para ti, o, b) hazle una pregunta directa sobre tu proceso de sanación.

Otro tipo de ejercicio combina la visualización con la afirmación. Primero estudia las figuras y los significados que te di, y pregúntate, ¿cuál sería la afirmación de esta carta? Recuerda, una afirmación es una oración inspiradora, escrita en el presente y que usa a la primera persona singular. Escribe las afirmaciones. Ahora imagina que eres una de las figuras en uno de los recuadros. Digamos que eres el ángel de la Templanza. Obsérvate como tal: siente el peso de las copas, escucha el sonido del agua cuando pasa de lado y lado, imagina como se sentirá tu piel en ese ambiente, cuales serán tus sentimientos al ser esta persona, este ángel. Y luego di tu afirmación. algo así como: “yo, (tu nombre), soy el ángel de la templanza y con esta agua sagrada curo mi cuerpo y sano mi vida”. Dilo con sentimiento y convicción. Repítelo al menos tres veces, antes de salir de la visualización. Creo que para este ejercicio en particular lo ideal es hacer un recuadro por día y dedicarle a cada uno el mayor tiempo posible.

Por ultimo puedes elegir una afirmación curativa, hacer una copia de la estampa, escribir la afirmación atrás y ver la imagen y repetir la afirmación varias veces al día.

Y recuerda, nada de esto va a ayudar mucho si no tomas los pasos prácticos para sanar, pides la ayuda necesaria, tienes una actitud receptiva y optimista y mantienes la fe,

 

¡Saludos!

Anuncios