Etiquetas

, , , ,

@KaremBarratt

Cinco de Espadas.

Ya sé, ya sé, después de este 2016 todos deseamos que la carta del 2017 sea el Sol, La Estrella, el Seis de Bastos. Pero no. Es el Cinco de Espadas y lo primero que hay que hacer antes de mirar para arriba y suspirar, es aceptarlo. ¿Qué sabemos del Cinco de Espadas? Pues que normalmente está ligado a la crueldad y a la opresión. En el mejor de los casos esto puede ser un jefe antipático, en el peor…pues, un dictador o algo así. Puede indicar una situación en que nos veamos como víctimas y esto puede ofuscar los pensamientos. Así que lo primero que nos pide la carta, es dejar al “pobrecito yo” de lado y ordenar la maraña mental. Puede que muchas cosas que tomamos como hechos verdaderos no son más que percepciones y opiniones propias, por tanto, un buen habito a cultivar es preguntarnos: ¿es esto un hecho comprobable o una opinión? O ¿tengo toda la información para formar un criterio cierto o solo estoy trabajando con información parcial?

El Cinco de Espadas también habla de desafíos, luchas y retos y la posibilidad de perderlos o que no haya un vencedor claro. Por esto es importante crear círculos de apoyo y ayuda, pero hacerlo de manera sabia. Este es un momento de “unidos venceremos, solos, pues na nai.” Lo importante de estos grupos de apoyo es no dejarse llevar por vanidades o hambre de poder. Todos estamos metidos juntos en el barco y no hay suficiente botes salvavidas, así que lo mejor es trabajar juntos para que no naufrague.

Ahora, es fácil verse como la victima cuando aparece el Cinco de Espadas, pero hay un buen chance que el malo de la película seamos nosotros. Por ello, es sumamente importante conectarnos a la compasión, no dejarnos llevar por sentimientos de revancha y en especial, vigilar el habla. Las espadas pueden manifestarse de manera cruel y fría y a veces las palabras hieren más que el hierro. Hay que tener cuidado con el orgullo, particularmente si resulta que somos los vencedores de la contienda, pues nos puede hacer creer que somos superiores a los vencidos y llevarnos a tratarlos de manera injusta y vil -lo cual no hace más que echar leña al conflicto. Hay que tener mucha consciencia de como tratamos y hablamos a la gente, en especial a nuestros seres cercanos, sobre todo a los más vulnerables (usualmente los niños y ancianos). Y por supuesto, al dominar las espadas nuestros pensamientos, tenemos que ser muy cuidadosos con la manera en que nos hablamos a nosotros mismos o en la que dejamos que pensamientos negativos aparten los positivos.

Ahora, una no puede sacar una carta como el Cinco de Espadas sin buscar algo que haga contrapeso a esta energía. Así que pregunté al Tarot que podemos hacer al respecto (al Cinco de Espadas) y la respuesta fue la Reina de Bastos. La Reina de Bastos tiene algo de guerrera en ella, de mejor amiga terca que se quedará contigo no importa lo que pase. Ella repite el mensaje de unidad y amistad, de apoyarnos los unos a otros con lealtad y de manera práctica. Ella también nos recuerda que nosotros somos, a la hora de la verdad, nuestros mejores amigos. No podemos ayudar o apoyar a nadie si internamente nos estamos dando mazazos y golpes.

La Reina de Bastos es una mujer apasionada y llena de inspiración. Así que su presencia nos recuerda que, perder la batalla no significa perder la guerra; que los momentos malos eventualmente pasan y que, con suficiente cuidado, paciencia y tiempo, todo sana. Ella nos pide aferrarnos a nuestros ideales y valores durante la tempestad, pues serán ellos los que nos darán la fortaleza para seguir adelante. Es una mujer de acción, que no deja que nadie la humille o la haga sentir perdedora, porque ella está clara quien es, que quiere y que se merece.

La Reina de Bastos también está muy conectada a la intuición y al tener confianza en sí mismo. Así que yo diría que el 2017 es un año para cultivar el auto-amor y auto-confianza a pesar de las circunstancias externas. Una advertencia: la Reina de Bastos puede ser un poco fosforito y si no tiene cuidado, meterse en luchas innecesarias para el logro de sus metas. Así que hay que usar su valor, energía e inspiración de manera pragmática y prudente.

A pesar de la connotación negativa del Cinco de Espadas, la Reina de Bastos indica que ya hay un cambio en ciernes; que las semillas de dicho cambio han sido plantadas y que, si tenemos la fortaleza de aguantar el temporal, veremos florecer cosas buenas en nuestras vidas.

Los cristales apropiados de acuerdo a estar cartas son la perla, que refleja la energía de la Reina de Bastos y nos ayudará a traer fortaleza a nuestras luchas y a crecer la auto-estima; y la hemetita, la cual nos ayuda a mantenernos centrados en medio del caos y a expresar nuestros pensamientos de manera clara. El 2017 es un año para trabajar, afinar y conectarse con el chacra de la garganta y el tercer ojo o entre cejo.

Si fuera a poner al 2017 en palabras, de acuerdo a estas cartas,  lo que se me ocurre es una (larga) cita de Silvestre Stallone en una de las películas de Rocky: “El mundo no es solo rayos de sol y arco irises. Es un lugar malvado y desagradable y no me importa cuán duro creas que eres, te va a golpear hasta hacerte caer de rodillas y, si la dejas, seguirá golpeándote para que te quedes así. Ni tú, ni yo, ni nadie va a golpear tan fuerte como lo hace la vida. Pero la cuestión no es cuán violento ella te pegue. Es cuán fuerte puedes ser golpeado y aun así seguir adelante. Cuánto puedas aguantar, mientras segues adelante. ¡Esa es la manera en que se gana! Ahora, si sabes cuánto vales, ve, y busca que te den lo que mereces. Pero debes estar dispuesto a recibir los golpes y no señalar aquí y allá, diciendo que no estás en donde quieres por culpa de él o ella o cualquiera. ¡Eso es algo que hacen los cobardes y tú no eres uno de ellos! ¡Tú eres mucho mejor que eso! “

Seamos pues, duros, Titanio, sin perder la belleza de nuestra humanidad y agradezcamos de antemano cualquier chichón y morado, físico, mental o espiritual (no sería mala idea tener a la mano herramientas que sirvan como aspirina para los diferentes aspectos de nuestra vida), que nos traiga el 2017 -a sabiendas que tenemos la fortaleza de la Reina de Bastos en nosotros y con la fe de que todo, es, al final, para una oportunidad para crecer, conocernos y ser la mejor versión de nosotros mismos.