Etiquetas

, , , , , , ,

Resultado de imagen para luna menguante

La Luna Menguante del 21 de Noviembre de 2016, es muy especial, representa el tiempo perfecto para limpiarnos de todo aquello que deseamos dejar atrás, las energías estancadas que no contribuyeron a nada de importancia o que fueron obstáculo para la consecución de logros. En este periodo, nuestro cuerpo y  mente están preparados para desprendernos de todo aquello que nos estorba. Es buen periodo para remover las energías negativas, sacarlas a flote y sanarlas. Es un buen momento, para efectuar limpiezas energéticas duraderas, tanto de personas como de cosas.

Por tanto ese día, después de las 8:00 pm, realizaremos un ritual de limpieza y todo aquello que ya no sirve en nuestra vida y evolución, se ira.

Materiales:

3 Velas rosadas (si no encuentras este color de vela, consigue vela blanca y píntala de rosado con pintura al frio)

Aceite de oliva

Hojas de Romero

Procedimiento:

En un sitio poco frecuentado o tu altar, si lo tienes, coloca las velas acostadas una al lado de la otra, luego pon ambas manos sobre ellas, sin tocarlas y di: “Creador, bendice y consagra estos mágicos objetos que servirán para la limpieza profunda de este sagrado día de luz. Límpialos de todo mal y llénalos con tu gracia divina. Amén.” Deja las manos sobre ellas un minuto. Ahora ya puedes usar estas velas. Báñalas con el aceite de oliva de abajo hacia arriba.

En un plato grande de vidrio o cerámica, colocas las tres velas en triangulo, alrededor de este triangulo coloca las hojas de romero a manera de circulo, el cual encierre a las velas. Enciende las velas, en sentido de las agujas del reloj y di la siguiente oración:

“Yo (Nombre) te hago un llamado puro, Señor de la Creación Divina y Luminosa, en tu infinito amor y sabiduría, corta todo lazo con la oscuridad y el mal, protégeme donde quiera que me encuentre, hoy y siempre.

Presérvame de todos los peligros, sobre todo de aquellos que me acechen repentinamente, y que puedan hacer peligrar o acortar mi vida.

Estoy convencido de que no es tu deseo por tanto no permito el acercamiento de ningún Ente, fuerza o energía que perturbe mi paz y mi alegría.

Gracias te doy porque ya siento tu presencia, quitando todos los obstáculos y dándome una vida de amor y plenitud. Así sea.”

Deja consumir las velas, observa su llama y las formas que aparecen, siente los olores y da gracias por el proceso de limpieza que está ocurriendo. A la mañana siguiente, coloca los restos en una bolsa y bótalo fuera de tu casa. @addais