Etiquetas

, , , , , ,

convertirse-en-bruja

Por @virginiaescobar

Convertirse en una bruja significa aprender a trabajar el ritual y la magia, los métodos de sensibilización, que contiene y liberar tu propio poder en armonía con la naturaleza y el universo, cómo trabajar con las energías de la luna y la tierra y los principios en que se basa la brujería.

Las brujas son personas muy particulares y algunos, nos pueden llamar extraños, porque nos planteamos la la vida de manera diferente, encontramos la belleza y la risa en las cosas más simples porque creemos que la magia es en la vida misma y hacemos de nuestras vidas unos hermosos cuentos de Hadas.

Algunas personas que se interesan en la brujería tienen la expectativa de que las brujas están dotados con poderes asombrosos, como resultado de un acto particular, un pacto diabólico o hechizo, pero la verdad es más prosaica que la fantasía. La brujería se acerca más a la espiritualidad, haciendo contacto contigo mismo primero y después aprendiendo y observando la forma en que funciona el mundo.

La brujería se trata de trabajar con las energías naturales, observando cómo trabajan los ciclos, la naturaleza el hombre mismo para después determinar los desvíos de ellos, realmente nada tiene que ver con mover las cosas a su antojo, volar o maldecir.

La decisión de convertirse en una bruja no es algo que debe tomar a la ligera. No es una personaje puede ponerse o quitarse a voluntad. La brujería se convierte en toda tu vida y puede cambiar drásticamente tu percepción del mundo.
Convertirse en una bruja afecta todo y todos a tu alrededor. En algunos casos de manera positiva, pero siempre altera el hecho de cómo te verán los demás y de que te comiencen a considerar u ser diferente y debes estar preparado para esto.

@virginiaescobar