Etiquetas

, , , , , , , ,

Las Runas se utilizan también para la meditación. Un método muy común es sujetar una Runa con la mano dominante (normalmente con la que escribimos), cerrar los ojos y recorrer la forma tallada con la punta del dedo, a la vez que tu atención se dirige a tu interior.

Los mensajes o imágenes que te llegan de éste modo vienen de la misma Runa que va marcando tu consciencia y subconsciente de forma cinética, mediante el tacto, mientras viajas por tu interior. Otro método dirigido hacia un problema específico en el cual eliges una runa que te parezca adecuada para el asunto concreto que deseas guía o solución. Por ejemplo: daeg, la Runa asociada a la lucidez, para que te ayude a encontrar la verdad en una situación determinada. Puedes hacerle una pregunta directa a la Runa, en relación a algo y observar que te viene a la mente.

Las repuestas no siempre son directas, sino que suelen darse en forma de insinuación, pensamientos aleatorios o símbolos. Al usar las Runas es importante que te fíes de tu intuición y que practiques mucho para obtener experiencia y conseguir los mejores resultados. Muchas personas prefieren combinar este tipo de meditación con incienso adivinatorio.

A pesar de que es posible comprarse un juego de Runas en una tienda , también puedes fabricártelas tu mismo. Para ello, puedes recoger piedras adecuadas en un río y pintarlas, o bien tallar en pedacitos de madera. Si utilizas la rama de un árbol vivo, pídele permiso y dale algo a cambio y emplea un sellador orgánico para tapar la herida y así evitar que se infecte.

Fuente: La Biblia de la Wicca de Anne-Marie Gallangher

Anuncios