Etiquetas

, , , , , , , , ,

ojo-de-vivi21

 

Abren las cartas diciendo: “La Madre a la cabeza de Venezuela, aun cuando hay espinas que la lastiman.” Aunque no se mucho de la virgen María y mucho menos de sus advocaciones las cartas me muestran a una señora de manto y traje negro tallada en un árbol de espino. La carta que la acompaña es la del éxito.

En el territorio nacional un éxito se concreta y se realizan sueños después de grandes luchas. La musa o inspiración del venezolano gana.

En el corazón de los venezolanos existe la esperanza de que el revocatorio se logre, más las cartas dicen que una vez más será aplazado, pero que las luchas por el mismo serán necesarias para los hechos que están por venir. Si se desea una nueva era o un nuevo ciclo por el país hay que trabajar por lograr los cambios, puede que los mismos no se concreten porque los cambios llegan antes.

A partir de este momento cualquier cambio para Venezuela es posible, factible y probable.

Las cartas hablan de que se dará a conocer un documento legal que abrirá los caminos para un nombramiento, aun y cuando existe mucho desacuerdo al respecto. (Ojo… las cartas no aclaran si se trata de un presidente, rectos o funcionario)

Las disputas y desacuerdos dentro del gobierno crecen, la herencia ya se perdió como se había anunciado en meses anteriores, Nico no la pudo mantener. La avaricia, la corrupción y la ineptitud quedaron expuestas de la peor forma. Los problemas económicos superan cualquier predicción o calculo. El despilfarro y las relaciones dañinas hicieron (pasado) que se perdiera todo, incluyendo el control sobre la situación.

Sin embargo cualquier levantamiento, rebelión o golpe de estado se presenta en estos momentos como un cuento o rumor, el futuro sigue incierto porque no se presentan acciones que cambien algo o muevan la rueda de la fortuna. Por eso será el destino y no los hombres quien activaron los cambios para nuestro país. El elemento sorpresa, la energía que envuelve a Venezuela en estos momentos es de caminos a la deriva, y repito una vez más (sin miedo a sonar fastidiosa) “Cuando es el destino quien se encarga de tomar las riendas, los resultados son buenos”… Tal vez esto explique eso de: “El cambio va, pero no nos va a gustar”

Vienen muchos obstáculos y problemas para la asamblea nacional, no solo como grupo, sino también en sus individualidades. Dicen las cartas que deben resistir porque las penas SI llegarán a su fin. Desde la AN se abrirán las puertas a nuevas relaciones (son varios grupos) en el que se luchará por el cambio de gobierno. Pero no lleven su imaginación a los extremos, no se trata de que se erradicará lo que hay, sino de algo en conjunto.

Los rojos se alejan porque los obstáculos triunfan y una unión finalmente se da con éxito, en el cual se da un compromiso lo suficientemente fuerte para alguien renuncie… Pero un momento, para este momento en las cartas ya Nico renunció, así que deduzco que se trata del que sigue, que también renunciará.

Las cartas hablan de vacío de poder en repetidas ocasiones, pero que la vida urbana no se ve afectada por eso, las prioridades del pueblo son otras, hay una disociación entre gobierno y pueblo, cada quien andará por su lado. La falta de orden reinará.

Cierran las cartas diciendo: Los problemas económicos traerán el agotamiento que genera el cambio, la lucha entre dos, la lucha de dos, ya comenzó.

Anuncios