Etiquetas

, , , , , , , , ,

Fuente: Ancient origins

Los antiguos celtas creían que sus ancestrales símbolos poseían asombrosos y trascendentes poderes capaces de influir en sus vidas. Bardos y cuentacuentos conservaron sus relatos junto con los significados ocultos del simbolismo céltico de generación en generación. Sus esfuerzos ayudaron a mantener vivo el orgullo de la tradición céltica, que de este modo ha sobrevivido hasta nuestros días.

El Claddagh y el Arpa

El símbolo del Claddagh posee un significado triple: las manos simbolizan la amistad, la corona la lealtad, y el corazón el amor que no se ve afectado por el paso del tiempo. El diseño del Claddagh surgió en una antigua aldea de pescadores con el mismo nombre, que se encontraba en el pasado en las afueras de las murallas de Galway. Este símbolo está presente en muy diversos objetos, pero una de sus apariciones más frecuentes y populares se da en los anillos. Los anillos Claddagh, tal y como los conocemos a día de hoy, empezaron a popularizarse en el siglo XVII. Debido al significado contenido en los símbolos, estos anillos se asocian a menudo con el compromiso y el matrimonio.

El arpa irlandesa es un símbolo tradicional de Irlanda. Se cree que representa la inmortalidad del alma. En épocas antiguas, bardos y músicos solían tocar el arpa para los jefes de la tribu. Incluso en nuestros días, el arpa sigue siendo uno de los instrumentos más populares de la música céltica. También aparecen en monedas, uniformes y en el logotipo de la cerveza Guinness.

El Trébol (Shamrock) y la Cruz Céltica

El trébol (Shamrock) es uno de los símbolos más conocidos de Irlanda. Aunque se trata de un símbolo no oficial, representa la suerte, en especial el de cuatro hojas. Como especie vegetal, el trébol crece en las colinas de Irlanda, y como símbolo está presente prácticamente en todo el país.
Cuentan las leyendas que en un principio San Patricio (patrón de Irlanda) utilizaba el trébol para explicar a los paganos el concepto de la Santísima Trinidad cuando intentaba expandir el cristianismo en el país. Otro símbolo relacionado con la religión cristiana es la Cruz Céltica, también conocida como Cruz Irlandesa, Cruz de Iona o High Cross. Es otro símbolo cristiano típico de Irlanda, y se cree que el círculo que aparece en la cruz céltica representa la energía solar, considerada fuente de vida.

Animales totémicos de los celtas

El Caballo Céltico era símbolo de victoria en la guerra para los celtas, y la diosa céltica equina llamada Epona solía ser conocida como la Gran Yegua.
La Serpiente Céltica era símbolo de renacimiento, conocimiento y sanación, ya que las serpientes cambian periódicamente de piel. La serpiente era también considerada una criatura inmoral que volvía a la vida cada año revestida de una nueva piel. Los celtas creían que las serpientes se arrastraban desde las entrañas de la tierra hasta su superficie. También pensaban que poseían toda la sabiduría divina del mundo y conocían todos los secretos, siendo consideradas Sanadoras de la Tierra.
El dragón céltico era otra criatura de los mitos y leyendas de los celtas. Estaba considerado un símbolo de poder y fertilidad. Originalmente, se creía que el dragón había sido creado cuando nació la primera célula viviente de la tierra. Esta célula fue entonces fertilizada por el cielo con agua y viento, engendrando de este modo al dragón mágico asociado con las energías de la tierra y la fertilidad de cada estación.
Las aves representaban para los celtas la libertad y la trascendencia, ya que eran capaces de elevarse hasta los cielos. También simbolizaban la liberación del alma humana, y se creía que revelaban mensajes, consejos y profecías de los dioses a los humanos. De esta forma, las aves estaban consideradas intermediarias entre el mundo humano y el mundo de los dioses.

El Árbol de la Vida de los celtas

El Árbol de la Vida céltico representaba la unión con la naturaleza, y por esta razón, los celtas contaban con muchos símbolos relacionados con los árboles. Cada tipo de árbol poseía un cierto simbolismo y significado para los antiguos celtas. Por ejemplo, el fresno representaba la sabiduría y la renuncia, mientras que el abedul era símbolo de juventud y renovación.

La Triqueta y otros símbolos triples

Las famosas espirales y nudos célticos reflejan la creencia de los celtas en la vida eterna y en la compleja relación que establecen los humanos con el mundo natural y el divino. La Triqueta es conocida también como el Nudo de la Trinidad. Es el nudo céltico más frecuente, y refleja la unidad y la trinidad del corazón, la mente y el alma. Este símbolo evoca asimismo los tres niveles de lo físico, lo mental y lo espiritual, diferentes y entrelazados a un tiempo.
El nudo de Tuim, por otro lado, simboliza las cuatro festividades lunares estacionales, así como los cuatro elementos tradicionales: fuego, agua, aire y tierra. La triple espiral representa la continuidad de la vida y la forma en que ésta transcurre de manera cíclica. El triple simbolismo representa aquí cuerpo, mente, espíritu o nacimiento y muerte o renacimiento. El Triskelion o Triskel es otro símbolo céltico triple. Representa la unidad de la vida eterna, el crecimiento espiritual y el fluir de la naturaleza.

La Rueda del Ser y el Alfabeto Ogámico

La Rueda del Ser es también conocida como Rueda del Equilibrio. Está formada por cuatro círculos unidos por un quinto en su centro. Representa los cuatro poderes o elementos equilibrados por un quinto o quintaesencia. Es ésta una representación simbólica del universo druídico, formado por cuatro poderes unidos por un quinto que les aportaba el equilibrio.
El Alfabeto Ogámico irlandés está considerado un regalo del dios celta conocido como Ogmios, a quien se rendían honores como dios de la elocuencia. Los auténticos orígenes de este alfabeto, no obstante, siguen a día de hoy envueltos en el misterio.

Anuncios