Etiquetas

, , ,

Complementando la afirmación de hoy: “Visualizo lo que haré hoy, lo veo y lo hago mi prioridad.”, realizamos la siguiente meditación, en cualquier momento del día.

El tiempo que le dedicaras será de 5 a 10 minutos.

– Siéntate de manera cómoda en una silla o en un cojín. Intenta mantener la espalda relajada y  recta. Cierre tus ojos.

– Enfoca tu atención en tu respiración. Respira naturalmente y deja que tu mente se fije en la  inhalación y exhalación de la respiración durante unos dos minutos. Deja que tu mente se quede  tranquila y clara.

– Cuando sueltas el aire, imagina que exhalas todo tu estrés, obstáculos, negatividad y distracciones en forma de humo negro, que desaparece completamente.

– Cuando tomas aire, imagina que inhalas energía positiva y gozosa en forma de luz pura, que  llena tu cuerpo y mente.

– Continúa así durante unos 5 minutos, y termina enfocando de manera divergente sobre la sensación especial de limpieza y gozo que llena tu cuerpo y mente durante unos dos minutos.

– Mentalmente dedica el mérito de tu meditación a la felicidad de todos los seres sintientes.

– Sal de la meditación e intenta recordar y mantener esta sensación especial durante todo el  día. Te ayudará mantener la calma en situaciones difíciles, y con una cabeza clara sobre tus  hombros, te permitirá lograr las tareas más fácilmente y priorizar.