Etiquetas

, ,

Acompañando la afirmación del día que dice: “Conozco mi meta y sé que puedo crear un plan práctico en el cual pueda trabajar todos los días.”, tenemos el siguiente ejercicio que lo puedes hacer a cualquier hora del día.

En tu hogar o sitio que te encuentres, escoge un  lugar delimitado en el suelo.

Hay varias maneras de determinar tu lugar mágico. Puedes escoger el propio diseño del suelo, o bien marcar un punto con tiza, una cuerda, unas piedrecillas o cualquier cosa que se te ocurra.

Permanece de pie en el lugar señalado e intente recordar una época en la que te hayas sentido realmente fuerte y positivo. Trata de recordar con la mayor claridad posible trayendo a tu memoria todas las imágenes, sonidos y especialmente sentimientos. Abandona el lugar y descansa unos minutos. Vuelve al “lugar mágico” e intente recordar nuevamente, añadiendo, si es posible, más detalles e intensificando todos los sentimientos positivos que vayas experimentando a medida que lo haces.

Vuelve a abandonar el lugar y descansa unos instantes. Al volver a pisar con firmeza en el sitio señalado, deberías experimentar automáticamente esos buenos sentimientos; estarás entonces internándote literalmente en tu lado positivo. Realiza esta práctica unas cuantas veces, reviviendo cada vez esa experiencia positiva.

@addais

Anuncios