Etiquetas

, ,

Sabias que nuestro país, Venezuela lo rige el numero 3. Este número le otorga en su aspecto positivo, talento, comunicación, creatividad, autoexpresión, adaptación, buen  humor, sociabilidad, expansión, jovialidad, armonía. En su aspecto negativo denota superficialidad,  confusión, dispersión, inmadurez, derroche, ostentación.

Que significa esto?

El número de la personalidad de un país es la representación de la mente colectiva que lo envuelve. Todos los venezolanos representamos en su conjunto un ser o ente vivo y eso es Venezuela. Este número no cambia jamás, regirá siempre al país.

El numero 3 significa comunicación. Venezuela es un país abierto a la palabra, verbal y escrita, profundamente sociable y servicial. De hecho, esa sociabilidad y servicio lo vemos desde sus inicios, con la llegada de Cristóbal Colon, el cual quedo maravillado ante la belleza del país y la expresión de sus habitantes. Luego observamos la proeza de Simón Bolívar al libertarla a ella y al resto. En este momento la conciencia colectiva del Venezuela, lo lleva a realizar estos pasos de esta manera. La misión de vida de Bolívar se une a la personalidad del país y se hace extensivo a sus vecinos.

La amistad es muy importante para los números tres, se sumerge en la vida social. Este es el caso de Venezuela. Como podemos observar en todos sus rincones, la gente es amigable, entra en confianza de manera muy fácil. Todo esto dado por la personalidad del país que integran.

Por otra parte, los números 3 se destacan en las actividades artísticas, música, teatro y danza. Esto es evidente en la calidad que tienen y desarrollan muchos de nuestros artistas. En esta parte nos detenemos  para reflexionar acerca de lo que no estamos aprovechando de Venezuela. Si esta característica es su fuerte, quiere decir, que deberíamos tener una gran cantidad de músicos y artistas destacados y reconocidos a nivel mundial. Sin embargo, son pocos los que por sus propios medios y en muchos casos, emigrando del país los vemos triunfar en el exterior. Aquí hay una debilidad para corregir y una cualidad para explotar en el buen sentido.

Siguiendo el análisis, la faceta más marcada de la expresión del tres se centra en la búsqueda de la expresión verbal, la capacidad para ver la belleza y el encanto en todas las cosas. De allí, sale que nuestras mujeres sean centro de atención en todos los concursos de belleza y sitios donde se desenvuelven. La belleza esta intrínseca en su gentilicio, en su ADN y también esto sucede con los hombres. Su población en mayor o menor medida es buscador de la belleza. Ahora, si esto es así, nos falta llevar esta conciencia de belleza y encanto a la parte física de Venezuela, sus estructuras, su geografía, la parte que nos compete. Venezuela como país nos ha dado muestra de todo tipo de belleza, llanos, montañas, ríos y mares. Falta darle nuestro toque de cuidado y de atención. Y con todo y que la tenemos descuidada, ella sigue dando su espectacular belleza, día a día.

En su parte negativa, los números 3 tienen muchas relaciones, muchos conocidos pero muy pocos amigos verdaderos. Llevado a mi país que es un ser, un todo, debe tener cuidado con tantos conocidos y saber reconocer quien es su amigo verdadero. Esa tarea es de todos, porque cuando decimos que somos venezolanos, todos nos volvemos el numero 3.

Ahora bien, analizando todo lo anteriormente dicho, podemos entender porque se ha atentando contra la alegría del país. Es imprescindible  que no se pierda la alegría, la jovialidad, la belleza interna, porque esto es un punto álgido y de gran importancia en los próximos tiempos.  Un numero 3 sin alegría, sin libertad de expresión, se vuelve una bomba de tiempo que aunque pase cierto tiempo sumiso y sin movimiento, cuando explota puede llevarse todo a su paso. De allí, que se hable tanto de dialogo. Venezuela es un país de conversación diáfana y sincera y sufre muchísimo cuando esta conversación se convierte en trampa y en autoritarismo.

Venezuela en la actualidad está en la parte negativa del número 3, lleno de confusión, dispersión y un derroche desmedido. Un 3 en negativo se vuelve depresivo y embaucador.  Su karma es que en el pasado faltó hacerse responsable de sí misma y enfocarse en conseguir su propio proyecto de vida evadiéndose en responsabilidades y cargas  que no le correspondían o por otro lado en actitudes de gran irresponsabilidad.

Como se le devuelve la alegría, el optimismo a Venezuela?. Primeramente su gente, que es su mente colectiva debe unirse. Mientras mas, se llame al discurso divisor y conflictivo, su gente debe hacer todo lo contrario. Se ha apostado por la división precisamente porque un numero 3 aislado, dividido dentro de si pierde su poder de decisión. La jovialidad del venezolano tiene que ser rescatada. Hay que volver a cultivar la inteligencia y la mente perspicaz para utilizarla de manera contraria a lo que se ha hecho hasta los momentos. La ignorancia y la sabiduría abrieron un abismo considerable, alejándose del equilibrio, cada quien tiene un sitio dentro de la extensa geografía, pero esta al revés creando un desorden. Se alaba al ignorante y se condena al sabio, en vez de dejar que el sabio enseñe al ignorante y ambos puedan conducir al país a un mañana mejor. Como número 3, rápida y fácilmente Venezuela aprende cualquier cosa que le interesa. Comencemos a aprender realmente de esta situación, que no significa estar estresados, preocupados y pesimistas. Significa ser objetivos, firmes, decididos y constantes en los pasos hacia las metas. Día a día, la respuesta a un No, es emprender la acción nuevamente, hasta conseguirla, así actúa un 3. Y por sobre todas las cosas,  no permitir que los deseos de libertad nieguen el sentido común, porque así fue como comenzó la debacle actual. Tú, venezolano que me lees, no se trata de hacer un chiste de la situación, pero por nada del mundo pierdas tu alegría, precisamente allí está el detalle. Te diste cuenta que todo se dirige a que te sientas mal, triste y desesperanzado?. Al perder tu alegría, pierdes todo lo demás, esa es la gran verdad del Venezolano, la gran verdad de Venezuela y aunque ha sido duramente criticada, porque en ocasiones se extralimita, este buen humor no puede desvanecerse porque en ello esta su rendición y perdición.  El tiempo dará la razón.

@addais

Anuncios