Etiquetas

, , , ,

Estamos realizando una hermosa actividad todos los Lunes, que es unirnos en oración, la mayor cantidad de personas, por la sanación propia y de otras personas.

Una de las personas que nos acompañan,  nos dio una hermosa oración para que ayudáramos en el proceso evolutivo y de curación de cada ser.

Nos alegra los regalos que día a día, la divinidad nos ofrece para nuestro bien. Por tanto, la estaremos realizando esta noche y comparto:

“En el nombre del Padre +, del Hijo + y del Espíritu Santo +. Amén.

Dios Padre/Madre, te alabamos y glorificamos.

Tú eres, Señor, la salud de los enfermos.

Hoy quiero pedirte que entres en el corazón de (Nombre de la persona) y toques aquellas experiencias de vida que necesitan curarse.

Tú conoces mucho mejor a (Nombre de la persona) de lo que él se conoce a sí mismo.

Derrama pues tu amor en todos los rincones de su corazón.

Donde quiera que lo encuentres herido, tócalo, consuélalo, libéralo.

Donde se sienta solo, abandonado, concédele mediante tu Amor infinito una nueva conciencia de su valor como persona.

Cura a (Nombre de la Persona) de todos los sentimientos de odio, rencor, disgusto o falta de perdón que muchas veces se reflejan en su cuerpo, causando dolores y enfermedades físicas.

Te pedimos, Padre/Madre, que (Nombre de la Persona) te siente en este instante de mi oración.

Sana sus sufrimientos físicos, de sus heridas emocionales, y de cualquier enfermedad de su alma.

Ten compasión de él, bendícele y haz que vuelva a encontrar la salud.

Que sane por completo, para que su fe en Ti crezca día tras día, para poder ser testigo de tu poder y compasión.

Te lo pedimos, Padre/Madre, por el poder de tu santidad.

Tú nos has revelado que no es tu deseo, todas nuestras dolencias y por ello, hemos sido curados.

Por eso hoy, Padre/Madre, te presentamos en fe todas las enfermedades de (Nombre de la Persona) y te rogamos que le sanes completamente.

Te pedimos asimismo, por la gloria del Universo Celestial, que también sanes a los enfermos de su familia y a sus amigos. Haz que todos ellos reciban la salud de cuerpo y alma, para mayor gloria de tu Nombre.

Ven, Padre/Madre, a socorrer a (Nombre de la persona) y libérale de todos sus males. Libérale de sus enfermedades de cuerpo, mente y espíritu.

Por la fe y la oración conviértele y que vuelva a ti, sanado y liberado de todo mal.

Esa área enferma de su cuerpo o de su alma, sea grande o pequeña su enfermedad, arráncala, Padre/Madre, y que tu luz preciosa le libere de toda dolencia maligna, dañina o contagiosa.

Tócale, Padre/Madre, y libérale de toda afección o influencia negativa.

Tócale y dale la salud y la paz.

Gracias, Padre/Madre. Envía a tus santos ángeles y arcángeles para que guíen a (Nombre de la Persona) a lo largo de su camino, a él y a toda su familia.

Amén. Así sea.”

Si por alguna razón no puedes estar conectado por redes u otro medio, no te preocupes, siente la suave energía que busca en todos los espacios alguien que desee su sanación. Ora en silencio con tus propias palabras y deja que la divinidad actúe. Esta oración la puedes usar donde quiera que estés, a la hora que lo desees.

@addais

Anuncios