Etiquetas

, , ,

Definitivamente Si, siempre y cuando sientan el deseo de hacerlo. Los niños sienten la necesidad de dar Amor y esa es la esencia del Reiki. Por lo general, los niños se enfrentan de manera drástica cuando llegan a este plano a una energía totalmente contraria a la que estaban acostumbrados y por tanto, se aferran tenazmente a quien les profese amor sin condiciones. Debido a la  vida presurosa que pueden tener sus padres y familiares, no obtienen el recibimiento y la preparación que necesita su espíritu para adaptarse al nuevo medio. Como padres y seres, en muchos casos, solo nos ocupamos de proveerle todas las comodidades a nivel del cuerpo o físicamente olvidando una parte importante y primordial del ser que es su parte espiritual. Los niños son canales puros de sanación, su inocencia los lleva a estar libres de prejuicios, haciendo que la energía del Reiki fluya hacia ellos de forma totalmente natural, espontánea, luminosa, sin las limitaciones producto de temores o creencias de ningún tipo.

Los niños no dudan de su esencia de Luz, y de su misión de vida que es el servicio y dejar el mundo mejor que como lo encontraron. Es por ello, que cuando les preguntamos que quieren ser de grandes por lo general nos hablan de tareas donde puedan servir a otros. Es parte de la naturaleza del Ser, que luego se va olvidando debido al condicionamiento externo.

Si un niño desea sanar a otros, puede hablársele del Reiki y con toda seguridad ya su ser interno sabe de qué se trata aunque no lo exprese con palabras. La edad ideal para iniciarse en reiki es de 7 a 11 años, porque ya pueden decidir. De 12 años en adelante ya pueden realizarlo con los adultos.

Nuestros  niños no se conforman con actuar en forma pasiva a su entorno, sino que busca ayudar en forma activa a mejorar este mundo, en el Reiki encontraran una herramientas que les permite estar cada día centrados y orientados a contribuir con la sanación de sí mismos y de la sanación energética de nuestro planeta.

Con el Reiki los niños mejoran su salud física, emocional y mental. Aumenta su energía áurica, que lo protege espiritual y energéticamente.

Aprenden a comprender mejor las situaciones de vida que se les presenta a medida que van creciendo. Sus ideas suelen ser más claras y entendibles.

Desarrolla su intuición y van aprendiendo a escuchar su voz interior, que es solo la sabiduría del Universo y que en muchos momentos no has salvado trayendo alegría a nuestras vidas.

Disminuye considerablemente el déficit atencional, tranquilizando su mente.

Nivela sus centros energéticos, por lo cual se tranquiliza al controlar su energía física.

Aumenta en el rendimiento escolar y en su toma de decisiones

Los conecta con la espiritualidad y con nuestro Ser Superior

Aumenta su solidaridad, teniendo en sus manos una herramienta de ayuda a sus seres amados.

Para más información acerca de este tema, puedes escribir a amatista001@hotmail.es o addais001@gmail.com

Anuncios