Etiquetas

, , , ,

autumn basket and grapes

@karembarratt

En este Equinoccio de Otoño, tomemos un momento para meditar sobre la cosecha de nuestra vida. ¿Qué tanto hemos logrado hasta ahora? ¿Cuántos frutos dulces y amargos hemos producido? ¿Qué tanto hemos cuidado los campos de nuestra alma? Dejemos la modestia a un lado, y felicitémonos por nuestros logros, grandes y chicos. Pero también veamos quienes han ayudado a regar y fertilizar nuestra vida para que esos logros tuvieran un chance, y directa o indirectamente, demos gracias. El Equinoccio es época de abundancia, de disfrutar los regalos de la naturaleza y los logros de nuestros esfuerzos. Es una celebración que pide comunidad, compartir, risa, un toque de locura, por un ratico, en donde saboreamos la vida sin excusas ni miedos. El Equinoccio también nos recuerda, que la llegada de la madurez no es sinónimo de esterilidad. Tenemos mucho que dar, quizás de manera diferente y de igual manera tenemos mucho que aspirar, nuevas semillas a plantar, cultivar y cosechar para el próximo otoño. Feliz Equinocco a todos!

Oración de Otoño: Madre Tierra, Padre Sol, Gracias por la vida y sus frutos. Gracias por mi vida y las oportunidades de cultivar mis frutos. Gracias por la dulzura, gracias por las lecciones. Gracias por todo y todos en mi camino, que me aportan el chance a compartir, a recibir, a regocijarme en compañía, a apreciar la maravilla que es la naturaleza y a sentir el humilde calor del agradecimiento, ante la abundancia que colma mi existencia.

Anuncios