Etiquetas

, , ,

Nuestras mascotas, independientemente del animal que sea, tiende a identificarse con su dueño adquiriendo una carga energética que no es propia de el. Cuando alguna energía es recibida por la persona, inmediatamente la mascota la percibe y la absorbe como una esponja pues no tienen el poder de elección y de permisibilidad que tenemos los humanos.  A continuación haremos un ritual que previene a las mascotas de ser atacadas por los pensamientos y vibraciones negativas de los demás o del ambiente o de otros emisores.

Materiales:

Agua mineral

Una cucharadita de tomillo

Tres hojas de limón

Tres hojas de naranja

Una cucharada de cebada

Procedimiento:

Hierve en agua mineral, una cucharadita de tomillo, tres hojas de limón, tres de naranja y una cucharada de cebada. Al momento de reposar di la siguiente invocación:

“Padre Celestial,

Tú has creado todos los seres vivos para la gloria de Tu nombre

Y me has dado a esta criatura para compartir importantes momentos.

Si así es Tu deseo, protege de toda energía discordante que llegue a esta morada, a este servidor y a mi mascota.

Coloca un escudo protector a este ser inocente de malos pensamientos.

Bendito seas, Dios Todopoderoso,

Y sagrado sea Tu nombre por los siglos de los siglos.

Amén. “

Coloca la preparación en un dispensador de spray y déjalo serenar por siete días.  En el caso de animales que puedes bañar, añade  siete gotas al agua de baño. En caso contrario, rocíalo ligeramente en el  pecho y el lomo. En el caso de las peceras, puedes rociar la pecera por fuera.

Si sientes que la mascota esta decaída, repite la oración al mismo tiempo que la bañas o la rocías.

Anuncios