Etiquetas

, , , , , ,

Cuando se trata del trabajo energético las herramientas puedan ser infinitas, y pueden ir desde una simple afirmación hasta una sanación con cristales o rituales muy elaborados, todo dependerá de la herramienta con la que te sientas más cómodo y con la que puedes dominar mejor tus energías.

Dentro de las más utilizadas están las afirmaciones que se basan en la fuerza de la palabra, que queda confirmado en ese dicho que dice: “Tanto repite la mentira que al final se la cree”. Pues bien, en este caso la repetición constante de afirmaciones positivas terminan por cambiar tu realidad. La misma requiere constancia a lo largo del tiempo y la utilización de una frase adecuada y bien pensada, puesto que podemos atraer algo erróneo a nuestros deseos.

También existen los decretos, hechizos, conjuros, oraciones y encantamientos, pero de eso hablaremos otro día.

Comencemos con ejemplos familiares y que todos en algún momento hemos dicho: “Dios dame paz” es una frase común que tendemos a repetir constantemente cuando nos encontramos agobiados, normalmente va cargada de mucha fuerza puesto que la enunciamos en un momento de desesperación. Pues bien, el resultado será estancamiento en nuestras vidas, puesto que lograrás la paz y nada te pasara, ni bueno, ni malo.

Otro ejemplo es el de un lema político venezolano, que dice así: “El que se cansa pierde” pues bien, es fácil cansar al venezolano, que según muchos, nació cansado. Más vale aclarar, que todo ser humano se cansa, y que siempre necesitará tiempo para recuperarse antes de continuar con su trabajo. Tal vez simplemente necesita descansar para reorganizar sus ideas o formular una nueva estrategia. Es realmente una de las peores afirmaciones que he escuchado, denigra una condición natural en el ser humano.

Un ejemplo de una buena afirmación, también relacionada con la política venezolana fue: “Hay un camino, hay una esperanza”. Según me cuentan (no me consta) se trata de una cita bíblica que induce al bien y a la salvación. Por ende que mejor afirmación para despertar a un país dormido por la oscuridad? La “Mayoría” de los venezolanos despertó a esa frase llena de positiva energía, y al poco tiempo muchas cosas “Mágicas” comenzaron a pasar y nuestra realidad cambió, solo que el cambio no nos gustó, y eso obedece a otra afirmación bastante negativa que decía: “Cualquier cosa es mejor que Chávez”. Déjenme aclararles que el Universo siempre nos demuestra que puede existir algo peor si lo retamos.

Una vez que he demostrado cómo funcionan las afirmaciones y la fuerza de la palabra, te dará ciertos tips para que puedas elaborar tus propias afirmaciones y cambiar tu realidad para bien.

  • Nunca debes desear mal a otra persona en tus afirmaciones, porque se te devolverá con creces, y como sólo tenemos el poder de cambiar nuestro destino, lo más seguro es que a esa persona ni le de piojito. Entonces habrás perdido tu tiempo y tu fe, porque no creerás en las afirmaciones y pensarás que no funcionan.
  • Las afirmaciones funcionan cuando van dirigidas a quien las enuncia, puesto que tú eres el que quiere cambiar, no lo otros. Por lo tanto las afirmaciones deben estar dirigidas a ti y a tu realidad, de modo que puedas adquirir la fortaleza, el conocimiento o se te presente la oportunidad para salir de esa situación que tanto te angustia.
  • Excluye palabras negativas o algo que pueda comprometer el resto de tu vida u otras encarnaciones, tales como: No, nunca, jamás, cerrado, oscuro, mientras viva, para la eternidad, para siempre, eternamente, etc.
  • Las afirmaciones encierran una energía en una sola frase, por lo tanto no pretendas hacer un combo en una afirmación. Las mismas se trabajan una por una, y solo cuando logras lo obtenido puedes pasar a la siguiente afirmación. Por eso son frases cortas, son sencillas puesto que buscan cambiar UNA (1) solo cosa a la vez.
  • Cada afirmación debe ir acompañada de una emoción, puesto que son las emociones son las descargas energéticas que nos ayudan a cumplir los sueños. La más fácil de lograr (lamentablemente) es la rabia, por eso las maldiciones (que son afirmaciones enfocadas al mal) tienen mejor efecto que las que pronunciamos con amor. Al ser humano siempre le ha resultado más fácil actuar desde la oscuridad que desde la luz, sin embargo un trabajo constante nos ayudará a conseguir lo que queremos.
  • Si no estás de humor, triste, molesto o estás cansado, no lo hagas. No funciona.
  • Deben estar en tiempo presente
  • Debes manejar el factor tiempo.

¿Qué podemos hacer para lograr esa emoción?

Les hablaré desde mi experiencia de modo que ustedes puedan conseguir la de ustedes.

Después de que tengo lista mi afirmación, me voy a hacer todas las diligencias que tengo pendiente, como no tengo carro me toca caminar y tomar metro. En esos momentos acostumbro a hablar conmigo misma y analizar lo que he vivido y lo que será mi futuro. Así que una vez decidí aprovechar ese tiempo con una afirmación positiva acorde a mis actividades de ese día y decía así: “Hoy todo en mi vida fluye en perfecta armonía con el universo”.

De tanto repetirla termine poniéndole música en mi mente, y comencé a caminar al ritmo de mi afirmación.

Ese día hice dos depósitos en dos bancos diferentes, pagué el teléfono, escribí un artículo e hice el almuerzo antes de las 12 del medio día. Todo se me dio en perfecta armonía y orden con el universo.

Ya es hora de que comiences a utilizar todo tu poder, el universo está ahí para ti y tu puedes cambiar tu vida para vivirla, no para sufrirla.

Anuncios