Etiquetas

,

La semana activa es para recordar que tan pronto como la mente subconsciente acepta una idea, inmediatamente comienza a tratar de ponerla en acción. Usa todos sus recursos, como lo son estas afirmaciones, para realizar dicho propósito. Usa todo el conocimiento que has recolectado, la mayoría  del cual has olvidado, para producir su resultado. Moviliza los múltiples poderes mentales que  posees, la mayoría de los cuales jamás utilizas conscientemente, nutriéndose de la ilimitada energía de la mente de la raza. Recluta a todas las leyes de la naturaleza que operan tanto dentro como fuera de ti, con tal de salirse con la suya.  A veces obtiene un éxito inmediato, a veces le toma un poco más, y a veces mucho tiempo; pero si  la cuestión no es algo imposible, el subconsciente lo producirá, una vez que haya aceptado la  idea.  Esta ley se aplica tanto a las buenas ideas como a las malas. Cuando a esta ley se le usa negativamente, produce enfermedad, problemas y fracasos; y cuando se le usa positivamente, produce  sanación, liberación y éxito. Tú das las órdenes y el subconsciente hace el trabajo.

Sin cansancio, resuelto a cambiar situaciones no deseadas, haremos el ejercicio. La afirmación que corresponde al día que te indico, la repetirás en voz alta o baja o mentalmente 99 veces, viéndote al espejo para tomar conciencia de quien eres, es posible que tengas alguna visión mientras realizas el ejercicio. Lo harás con suavidad, sin imponer. No importa si al principio sientes resistencia y crees que estás perdiendo el tiempo o que estás diciendo algo sin sentido, la repetirás y te obligarás a sentir las palabras que estás pronunciando.

Siente que la afirmación que repites es real, está sucediendo. Luego ya no pensarás más en ello y retomarás tus actividades. Todas las semanas, te estaré dando un juego de 7 afirmaciones. Comprométete a realizar el ejercicio. Es por tu bien. Cuando hagas estas afirmaciones observa tu cara y entra en tu espacio, algo distinto sentirás.

LUNES: “Me nutro en la fuente  de abundancia de la vida.”

MARTES: “Abro mi espíritu para recibir la inspiración divina del amor.”

MIERCOLES: “En mi quietud interior comienza la abundancia y mis dones aparecen.”

JUEVES: “Hoy planto la semilla de mis ideas y sueños.”

VIERNES: Tomo conciencia de mi cuerpo y lo acepto.”

SABADO: “Alcanzo mi definición y liberación con el amor y perdón.”

DOMINGO: “Creo nuevas posibilidades en los diferentes aspectos de mi vida.”

Anuncios