Etiquetas

, , ,

Oía hablar a un grupo de personas bastante preocupadas por la situación actual que se debate entre la corrupción, recortes y problemáticas generadas sin contemplación. Me retire para no seguir oyendo, pues aunque no se quiera, la energía colectiva hace sentir impotencia y angustia porque la caída es inminente.

En ese momento, pareció el Mensajero con palabras que suavizaron el ánimo.

Es un tiempo especial para todos en su país.  Es un momento de dolor colectivo, pero también es un momento de oportunidad para  el viraje en otra dirección, antes desconocida por ustedes.  Han recibido herramientas y experiencias para que puedan hacer elecciones luminosas y acordes  con los planes divinos. Nada será considerado valioso sino sienten su partida. El regreso de aquello que tuvieron en sus manos, tiene otras dimensiones.  Los que hablan y piensan, aseguran que habrá  venganzas, odios y los que están pasando malos tiempos no saldrán de ese estado, mas esto no es la realidad. Este nuevo año tiene todas las energías para que un ciclo cierre definitivamente. No será de la manera más pacifica pero en su dualidad, lo negro muere con lo negro hasta obtenerse lo blanco. Se entiende?

Yo le dije: Entiendo que para recuperar la calma y la calidad de vida, tenemos que movernos e incomodarnos, salir del letargo de no actuar para no cambiar nuestra rutina. Es cierto?

El mensajero contesto: Es parte del mensaje. No aporten más miedo a su país.  Aporten en cambio sus energías a la luz, a la paz, al perdón, a la compasión, a la reunión de  todos.  Tienen el poder para transformar este enorme dolor que sufren y sufrirán, en el punto de apoyo para tener un nuevo espacio geográfico y poblacional.  Están en un inicio y el será directamente proporcional a sus decisiones. Si deciden quedar pasivos, una nueva Venezuela nacerá y si deciden entrar en acción también tendrán una nueva Venezuela y cada una será el opuesto de la otra. No se parecerá a otro país, será doblemente la referencia en que se ubiquen. En la actualidad se remiten a dos referencias geográficas que los divide. Pues, bajo ese perfil, en donde decidan ubicarse será multiplicado por dos.

No basta con la creencia en la unidad de todo lo vivido. Es necesario vivirlo con todo el ser.   Ustedes han dejado que las cosas sucedan por temor al crecimiento. Porque saben que el crecimiento en este plano genera dolor. Así lo han concebido, generación tras generación.

Es el dolor de lo viejo que debe dar lugar a lo nuevo.  Es la expresión de la resistencia al cambio y del miedo a lo que está por venir. Pero el cambio para bien o para mal ha llegado y así lo deben aceptar y superar. El dolor ha de ser transmutado en aceptación, sin resistencias, fluyendo, y sus efectos se verán  así minimizados.

Le interrumpir diciendo: Es decir, que no hay vuelta atrás. Lo venidero será el dolor?

El mensajero continuó: Ya están en el dolor, así lo decidieron hace ya algún tiempo. Ahora, sus decisiones tienen que ser llevadas a cabo, pues, sus opiniones no están siendo tomadas en cuenta porque hay todo un manejo que impide salir el verdadero sentir colectivo.  Hay seres que creen que están en un juego de ganar o perder y aunque pierden se sienten ganadores. Nadie está aquí para perder, solo se gana. No es de utilidad entrar en sufrimiento.  Celebren la llegada de lo nuevo y transformen lo que no es de utilidad. Gente muy comprometida en los futuros sucesos saldrán del plano, ya hicieron lo que estaba pautado. El dolor atrae la atención sobre una circunstancia pidiendo que el ser se conecte con ella.  Los motivos son diversos, tan diversos como lo son los seres de este país.  El dolor siempre tiene causas muy profundas e individuales aunque se trate de un dolor colectivo.  Ustedes están viviendo un intenso dolor colectivo. No será el último.  Pero están, como desorientados, perplejos, no sabiendo  muy bien adonde están parados.  Algunos se conectaron con el odio y la venganza. Otros con la paz y el amor.  Ahora, sobreviene la pregunta:  ¿Ahora qué? ¿Qué pasará? ¿Qué tengo que hacer?  Es el momento de ver y sentir con claridad que para ustedes ya no les son necesarios los  juegos en donde hasta ahora han sido fichas.  No es ya momento de búsqueda sino de realización. Y la realización tiene que ver con ser y con hacer.  Tiene que ver con vibrar en armonía, con estar disponibles y brindar amor.  Con tomar decisiones basadas en la unidad y en la certeza de su propia divinidad y la de todo  aquel que encuentren en su camino.  No confundan la verdadera realización con aquella de la antigua energía. No se confundan con el tener que los hace ir de un sitio a otro con temor a la escasez. Lo anterior, los viejos esquemas, la idolatría hacia figuras del pasado, todo eso debe quedar atrás.  Tienen un pie en la vieja energía y el otro en la nueva. De ustedes depende, cuánto tiempo estarán decidiendo dar el paso que irremediablemente lo darán porque no hay otra opción.

También algo muy particular, esta sucediendo en tu país, la energía femenina ha cobrado vital importancia tal como lo fue antes de las actuales eras conocidas en su historia. La femineidad ubicada en ambos puntos de la linea horizontal de lo que llaman el bien y el mal, esta en ascendencia y las acciones que realicen son de gran y especial magnitud. Fíjense bien, en sus movimientos porque en ellas esta la nueva corriente de acontecimientos. Cada uno de ustedes, tiene su convicción de lo que es el bien y el mal , por tanto, eso no lo puedo descifrar , porque para mi lo real es el todo.

Luego de esto, no dijo más nada. Sé que aquí no termina el mensaje y sé que algo nuevo está por llegar o quizás ya llego y no nos hemos percatado.

Anuncios