Etiquetas

, , , , ,

achicoria

Palabras clave: posesión, lástima de sí mismos, exigencia constante de atención

Esta planta muy ramificada, alcanza hasta 90 cm de altura. Crece en suelos pedregosos, campos improductivos y caminos. Sus flores liguladas de un color azul brillante no se abren todas al mismo tiempo,
son muy sensibles y se marchitan enseguida de haber sido arrancadas.

Es la flor adecuada para tratar a quienes se preocupan por sus seres queridos de una manera egoísta y posesiva. Tratan de mantenerlos cerca y controlar su comportamiento (pero no de una manera dictatorial, sino recurriendo habitualmente al chantaje emocional).

Sirve para quienes han convertido su forma de amar en egoísmo y posesión, no permitiendo a sus seres queridos que “vuelen” por sí mismos. Es el caso de la “mamá gallina” chantajista y manipuladora. Sufren mucho tanto física como psíquicamente si no alcanzan sus fines de control de sus seres queridos.

Al aplicar el remedio floral, consiguen hacer aflorar su amor en forma de generosidad. Abandonan su actitud chantajista y dan sin esperar recibir, con un verdadero sentimiento de cariño, respetando siempre el libre albedrío de sus seres amados.

 

Anuncios