Etiquetas

, , ,

La división de ideologías abre un abismo entre sus habitantes. La maquinaria publicitaria sigue dando sus frutos haciendo que los hermanos se sientan como extraños y sumiéndolos en un cuadro de mentiras cada vez más creíbles. La lucha implica agresión, violencia y provocación. La lucha anuncia una época ofensiva y obliga a reaccionar, diestro y dispuesto. Los conflictos aportan indicios acerca del estado de corrupción existente,  perturbada por la discordia, no todo es como parece. El conflicto puede provenir de la pareja presidencial o resultar de un tercer poder que quiere influir negativamente en las decisiones de relevancia para el país. En la lucha están expuestas  las agresiones entre bandos. Asaltos a personas escoltadas se esparcirá en las redes. Manipulación, celos, competencia, juicios injustificados, valoraciones desleales y crítica inoportuna son las causas posibles para la nueva lucha. Los atados tras los barrotes percibirán la hostilidad  como un reto y no reaccionaran con obstinación o con la construcción de un concepto de enemigo, serán más astutos. La defensa contra comportamientos improcedentes y represiones será la distinción entre conflictos que llevan a nuevas conclusiones y los que conducen a la  hostilidad.

Mujeres oficialistas descontroladas y  la desconfianza bloquean su fuerza vital y le roban energía consiguiendo y aferrando poder. Están aferradas a personas, viejas costumbres, ideas o posesiones materiales,  que no están dispuestas a soltar. Celos y control entre ellas, debilitan y bloquean su fuerza vital. Se abre una competencia para puestos claves, como de costumbre, el de menor merito se quedara con el botín.

El engaño entre opositores le dará mal humor a alguien que intenta trazar un plan salvador. Fases de inestabilidad, mentira, irritación e introversión deforman la percepción de nuevos comienzos. Los altibajos y la manera cerrada dificultan a la gente entender la realidad. Siguen pensando que nada ocurre. El engaño es un indicio de blindaje interior, rechazo y manipulación.  Se construye un palacio de mentiras para un grupo colmado de dadivas y se encuentran en un mundo de ilusión. Uno de ellos pensara: “Primero tengo que terminar mi autoengaño para poder desentrañar las mentiras que me rodean. No permito que me traten como a un tonto y que me deslumbren con falsas apariencias. Tengo la posibilidad de reorientarme para adquirir una relación sana con mi país.” Quien será este personaje?  Algunos al oírlo no le gustara su pensamiento y sentirán que deben silenciarlo de alguna forma. Mas su silencio será una gran bulla para los oídos del país.

Cada ideología es una invención de la mente. Cada venezolano decide la ideología con la que quiere vivir. Tiene la libertad de vivir independientemente de las metas, conceptos y valores de un determinado régimen social y de diseñar cada día sus propias ideas. La tares de la colectividad será entender que no se puede obligar a nadie a compartir  ideas.

La dimensión más grave de la ignorancia actual es la que esta imperando y dictando los sucesos venideros, es una explosión atómica. Los extremos opulencia y carencia son los símbolos de la ignorancia frente toda la población. La opulencia se disfraza de  pueblo y la carencia la llaman cúpula, excelente ejemplo de la confusión de los días. Es un ejemplo de la bomba atómica que se prende desmesurada y  puede ser un acto que daña vida inocente. La ignorancia significa tristeza y desconsuelo en las calles de las grandes ciudades. Los que tiene el poder de cambiar son en la actualidad una mezcla entre tormento y cautiverio, habrá que abrir los ojos para ofrecerles el apoyo. La melancolía de un luchador ignorado hoy,  es la suma de experiencias negativas y dolor acumulado que se refleja en la vivencia actual. Recuerden que somos una red interconectada. Aunque no se esté encarcelado físicamente, lo que vive el encarcelado es directamente proporcional a lo que vive el que está parado en una avenida populosa. Las decisiones de otros aparecen a los ojos de la población marcados por capricho y falta de escrúpulos y se recrudece sin  dejar posibilidad de decisión. El encarcelado siente desconsuelo que lo puede arrojar a fases penosos de enfermedad y depresión. Sus seguidores deberán estar pendientes para darle ánimos pues ahora es que ha empezado su labor. Aparentemente no hay salida de la esclavitud de la represión. No lo crean, mientras más oscuridad, más claridad pero hay que tener voluntad de dar los pasos, de participar. Todo ese abuso sin escrúpulos a su alrededor puede hundir en un profundo sentimiento de desconsuelo y negatividad, sin embargo, es solo el comienzo de la nueva etapa. La recomendación a cada venezolano que siente y padece por su geografía es que no cargue a otros con la responsabilidad. No se crean víctimas de la sociedad. No dejen que el pesimismo arrastre  al remolino de la autocompasión. Es la ignorancia que nos representa como un juguete inocente que en realidad no somos porque nosotros mismos configuramos este bello país. Hoy nos liberamos de las cadenas.

Anuncios