Etiquetas

, ,

Esta información llego de forma breve, sin embargo es de vital importancia tenerla en cuenta y el tiempo lo dirá todo. Toda promesa de hoy es un pacto que se hace con el futuro, pero fundamentalmente es un compromiso con la colectividad y ante Dios como testigo. Sin embargo, como en el mundo en que vivimos la ambigüedad es  ley, nunca podemos saber lo que el futuro será la realidad de esta promesa. En otro orden  de ideas, desarrollar las habilidades naturales es un compromiso interno de lo que podríamos  llamar las alianzas del alma de un país. En ese sentido suele decirse que vendrá toda una promesa. Cumplir una promesa, puede resultar, a veces de  manera inesperada, una tarea improbable. Alerta porque llegara el rosario de promesas dando una información y siendo la realidad otra y se sigue durmiendo. Quizás por eso siempre sea interesante reflexionar cuidadosamente sobre cuál es el lado oculto de lo que han de prometer. Las leyes sin ley serán la promesa equivocada. Alguien que usa lo equívoco o lo impreciso, tanto en lo que dijo como en lo que hizo,  para su beneficio personal, sin considerar a los demás, está en el ojo del huracán. Puede ser que el país no esté contemplando con claridad un lado aun no manifiesto de la situación por la que padece. Si se debe tomar una decisión acerca de algo, háganlo  teniendo cuenta el aspecto espiritual y también el material. No teman cambiar un estado que ya no es de su agrado. Para el logro de los deseos hay que ir más allá de lo mental. Las personas que han dado su vida, su libertad y sus espacios, no pueden descansar en paz, al ver que la mentira esta instaurada. Entienden de la dualidad, pero  no trascenderla está haciendo un hueco duro en cada alma individual, aun en aquellas que parecen disfrutarlo.

Anuncios