Etiquetas

, , , , ,

fantasma-de-dibujos-animados_17-716103943

El interés y el estudio por el mundo paranormal ha aumentado en los últimos años, al punto, que actualmente podemos encontrar en la programación de varios canales por cable series, investigaciones o entrevistas a aquellos que han tenido una experiencia paranormal. Sin embargo, para aquellos que nacimos con la habilidad de ver “Espíritus” sigue siendo algo con lo que debemos lidiar día a día… o mejor dicho, noche a noche.

Muchos a través de los años hemos utilizado la negación con sistema de defensa de un don que no es para nada agradable. En la actualidad y debido a la cantidad de programas que hablan a respecto, muchas personas quisieran ver o sentir parte de lo que nosotros sentimos.

Los curiosos sobre el tema, lo primero que preguntan es cómo es un fantasma. Pues bien, ninguno es igual a otro. Algunos simplemente los sientes porque tu cuerpo se pone frío y la piel se te eriza, puedes sentir cuando te pasan cerca o te rozan la piel. Cuando esto sucede con salir del lugar es suficiente, puesto que las sensaciones desagradables desaparecen rápidamente.

Otros simplemente son figuras transparentes, a veces están bien definidos a veces no, pero lo que si he podido confirmar con los años es que mientras más miedo sientes ellos se hacen más nítidos. La mayoría de estas apariciones duran segundos, aunque debido al susto que se tiene al principio pareciera una eternidad. A veces estas apariciones te siguen, pero normalmente solo te ven, al rato se fastidian y terminan por desaparecer.

Los más difíciles de reconocer son aquellos que parecen a plena luz del día, y son tan reales que no sabes si se trata de un ser humano normal y corriente o de un fantasma. Estas apariciones entablan conversaciones con uno, te hacen preguntas o simplemente te sueltan una frase que sólo para ti tiene significado. Hasta ahora la única forma que he logrado para reconocerlos es verle los pies, puesto que normalmente los fantasmas no tienen pies. Hace como dos semanas atrás a mi amiga y colega Aisha y a mí se nos apareció uno de estos a las tres de la tarde en plena Av. Francisco de Miranda en Altamira. Para mí, es esa clase de espíritu que no ha caído en cuenta que ya no pertenece a este mundo y cree que aún está vivo. Estaba apurado y nos preguntó dónde quedaba la entrada al metro, al parecer estaba cansado de preguntar y que nadie le contestara. Como apareció, desapareció; ninguna de las dos pudo explicar hacia dónde agarró.

En otra ocasión las tres brujitas (Meredith, Aisha y yo) estábamos de trabajo por Guatire, en el Estado Miranda, y un dolor de cabeza nos explotó a las tres prácticamente en simultaneo, nos alejamos del lugar y el malestar desapareció. Meredith dijo: “Estos fantasmas no me gustan”, y en lo que a mí respecta me tenían loca.

Cuando era pequeña los veía mucho, pero con el tiempo y me técnica de la negación fueron desapareciendo hasta que ya no los vi más nunca. Pero de un tiempo para acá han vuelto a aparecer, y cada vez con más frecuencia. Mi lógica me ha llevado a concluir que hay mucho miedo en Venezuela, porque eso es lo que los hace fuertes.

¿Cómo se ve un fantasma? En realidad no se ven con los ojos y ese es la parte que aún no sé cómo explicar

Anuncios