Etiquetas

, , , , , ,

juan-Manuel-Santos

Abren las cartas con la Carta de los beneficios que generan gran actividad y muchos sucesos. Para Colombia en general será un buen año desde el punto de vista económico. Lo único con lo que realmente se debe tener cuidado en con el subsuelo porque tenderá a estar bastante inestable durante el 2014.

En el territorio colombiano aparece el  gobierno central como inaccesible y distante al soberano, pero también sale la carta de la caída de viejas máscaras y de roles de un momento a otro, dicen las cartas que hay personas trabajando en ello. Por lo tanto puede que en las próximas semanas veamos cambios en el gabinete presidencial u otros cargos públicos.

Por otro lado el colombiano en general no confía en las reuniones que se están llevando a cabo con respecto a la guerrilla y el proceso de pacificación, sencillamente porque no lo consideran posible y los recuerdos de un pasado oscuro no les permiten un perdón tan simple.

En el corazón de los colombianos existe la ferviente creencia de que son capaces de derrotar la indiferencia ante los últimos acciones del presidente Santos, con las que no comulgan, insisto… malos recuerdos del pasado siguen presente en sus mentes. Los Colombianos son conscientes de su historia y les has costado mucho levantarse.

Verán con alegría los nuevos caminos que se le abren contra la corrupción y el engaño. Repito, hay mucha gente trabajando en eso. Bravo por los Colombianos que tienen una consciencia de comunidad y reconocen la soberanía del pueblo.

Pronto comenzaran a surgir dudas sobre el gobierno y su supuesta buena gestión, sobre todo lo que tiene que ver con las cuestas de Estado.

La templanza conducirá a cambios que harán que algo se derrumbe, en este caso me refiero al gobierno de Juan Manuel Santos. Sin embargo, las cartas hablan de que hay que tener mucha prudencia con respecto a esos deseos, porque los cambios violentos pueden ocasionar más problemas.

Al parecer todo comenzará con un nombramiento o decreto que causará la reacción de las masas y que generará gran actividad, tanto que Colombia será noticia internacional.

Por otra lado los “Tratados de paz” con la guerrilla no conducirán a nada, por lo menos no por ahora, puesto que ambos lados no querrán asumir o reconocer las demandas del otro, por lo tanto reinará la indecisión con respecto a qué hacer sobre el tema.

La salud de Juan Manuel Santos no está bien, dicen las cartas que su sistema respiratorio está enfermo, por lo tanto no se extrañen que tome vacaciones o se vea apartado de sus funciones por unos días. Ésta afección lo acompañará el resto de su vida.

Por ahora solo les digo que al ex presidente Uribe le queda mucha tela por tejer para Colombia.

Anuncios