Etiquetas

, , , , ,

muerdago en la puerta

El muérdago fue siempre símbolo de la paz, prosperidad y fecundidad. Originalmente, los extraños se besaban debajo del muérdago para demostrar que no existía la mala intención entre ellos, y de ahí es que se puede decir que comienza la tradición. El muérdago es el portador del poder generador del Dios, que definitivamente trae la salud y la felicidad.

En las tradiciones populares, el muérdago fue conocido como la «Panacea», pues se pensaba que ayudaba a curar heridas rápidamente. Esta planta también era utilizada para proteger las cunas, de modo que los niños quedaran libres de hechizos y conjuros.

Para asegurar la prosperidad en el año que está por venir, se deberá cortar una rama pequeña de muérdago de su manojo de Yulé. Cerciónese que no caiga al suelo porque perderá sus poderes. Ata a la rama una cinta roja y cuélgala sobre la puerta de entrada de tu casa para otorgar la bendición de la buena suerte a todos los que entren.

Una vez que ya lo has colocado, debes repetir el siguiente hechizo tres veces:

«A mi hogar a de llegar

La felicidad y la prosperidad

Porque con mi oficio yo seré

Muy prospero como debe ser»

De todos modos siempre será de buena suerte besarse debajo del muérdago, independientemente que esté o no guindado en una puerta. Para aquellos que no les es fácil conseguir un muérdago, siempre quedará la «Ley de la Similitud» por lo tanto podrás dibujar o crear un muérdago, de modo que a tu casa siempre llegue la paz y la prosperidad.

 

 

Anuncios