Etiquetas

, , , , , , , , ,

druidesa

La vida política y religiosa de los Galos estuvo dominada por el Druidismo, término que se refería a una poderosa orden social, puestos que se hacían mención a personas consideradas como expertos en lo sagrado y sus funciones eran múltiples. Pero el título no era únicamente reservado al sexo masculino, sino que también podemos encontrar un grupo de mujeres las cuales pertenecieron a tan noble clase, llamadas o conocidas bajo el nombre de Las Druidas Profetisas.

Las profetisas formaban parte de la orden de los druidas. Si hacemos caso de los «Testimonios» que se centran más en las habladurías que en hechos probados, las profetisas fueron unas temibles magas que vivían en arrecifes salvajes barridos por tempestuosos mares.

Se decía que las nueve druidas de las isla de Sein, situada en el extremo occidental de Gran Bretaña, podían ver el futuro y se dice que sus palabras tenían la capacidad de aplacar las tormentas provocadas.

En cierta época del año, las druidas que vivían en el islote situado en la desembocadura del Loira debían derribar y reconstruir, en un mismo día, la morada de su dios. En cuanto salía el primer rayo de sol, tenían que destruir la estructura a golpes y erigir otro con mucha rapidez… Pero, ay de aquella que dejara caer algún material del nuevo edificio; puesto que antes de que pudiera enmendar su error, sus hermanas le arrancarían la piel y esparcirían sus sangrientos restos alrededor del templo.

Las druidas celtas iniciaban a los futuros reyes y héros, al igual que las Dams de la Fuente, estas sacerdotizas de la Gran Diosa dominaban las artes y ofrecían una enseñanza espiritual y bélica, sexual y poética.

Anuncios