Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Con sólo leer los periódicos cada día, nos podemos dar cuenta de que no todo está bien en nuestro amado Planeta. Mientras por un lado vemos a personas que se esmeran por hacer el cambio positivo, paz y curación para el mundo; por otro vemos a otras que promueven odio, fanatismo, violencia y destrucción. Parte del propósito de los trabajadores de la Luz, es traer el Plan Divino a la Tierra, y cuando intentamos hacerlo, tarde o temprano nos enfrentaremos con la oscuridad que se le opone.

Cielo e Infierno

Ya sabemos del reino celestial y de los seres de luz que habitan ahí. Sin embargo, así como hay planos de existencia que poseen una vibración más elevada que el plano físico, también hay planos cuya vibración es mucho más baja. Estos niveles reciben el nombre de plano astral: una frecuencia de tiempo y espacio que se encuentra más allá del físico y tiene correspondencia con el cuerpo emocional y el inconsciente colectivo de la humanidad.

El plano astral se ha manchado y contaminado tanto por los pensamientos y sentimientos impuros de los seres humanos que el término astral con frecuencia se utiliza para señalar los planos negativos de la existencia. Si bien el cuerpo emocional del planeta estaba proyectado para ser el reflejo puro de la conciencia de Dios, la contaminación de estos niveles es todavía peor de la que encontramos en el plano físico.

Así como hay 33 niveles en el mundo celestial, también encontramos 33 niveles en el mundo astral, cada vez más bajos en vibración. Las capas inferiores del plano astral son lugares densos y oscuros donde pueden habitar el mal y los espíritus malignos. Se podría considerar que los niveles más profundos y oscuros equivalen a lo que se ha dado en llamar “infierno”. Estos son los lugares donde se pueden hallar a los más oscuros de los oscuros.

Con información de: Las Llaves del Reino de Mark y Elizabeth Prophet

Anuncios