Etiquetas

, , , , , ,

Este artículo lo hago especialmente para todas aquellas personas que están trabajando el área de la prosperidad, abundancia y riqueza, tanto en la Actividad a distancias: Acepto el dinero en mi vida, como quien lo hace por cuenta propia. Estos aspectos van mas allá de una suma de dinero, de un status o de las posesiones, se trata del ser en si mismo y todas sus actitudes y relaciones. De estar alerta a los sucesos triviales y cotidianos de todos los días.

El cuento es el siguiente: Inicie una mañana como cualquier otra, arreglando todo para dirigirme a mi sitio de trabajo terrenal, me levante pensando en nada, simplemente me dirigí a hacer las labores de costumbres, el desayuno, el arreglo de la ropa de los hijos, etc, etc. Se presenta el primer inconveniente, la batería del carro de la familia, se murió. Todos dando vueltas a ver como nos íbamos cada quien a sus respectivos sitios de trabajo. Tomar un autobús, no era la solución porque llegaríamos tarde, así que por mi parte,  tome un taxi. Allí comencé a padecer mi parte terrenal en su máxima expresión, pues me conecte con la quejadera y la escasez. El taxista que paré me dio una cifra que a mi parecer era exorbitante pero el señor me dijo que los repuestos, que las calles y bla, bla, bla, me convenció. Me monte y bueno, seguía conectada con el colectivo que se queja mas no acciona. Comenzaron las colas y buscando cualquier recoveco para recortar camino, pues para el taxista es pérdida tardarse tanto tiempo en una sola carrera (significa el recorrido, el desplazamiento hacia el destino de la persona que solicita el servicio). Mientras íbamos en el camino, comenzó a hablar de Maduro, del gobierno, de la habilitante y todo lo que nos quejamos diariamente, como  cuando caemos en un hueco, los fiscales, el matraqueo (sobornos), etc. Se presentaron choques que retrasaban la cola y así seguimos el trayecto.

De pronto, la otra parte que me habla de que todo es cuestión de actitud, me hizo dar un alto y me dijo: Todo esto existe pero también tienes la posibilidad de cambiarlo. Si quieres ser prospera, tienes que estar en la adversidad y trascenderla para poder saborear la experiencia de que existe momentos grises, no cómodos y aun así lo transformas. Por algo eres un ser creador y transformador. Ok, me dije, cambiemos el chip, no hable más de nada, el taxista siguió hablando, yo hice como que le escuchaba y pensé: solo acepto situaciones alegres, de bienestar y doy gracias al Creador porque tengo el dinero, el tiempo y la disposición para solventar cualquier adversidad por pequeña o grande que sea.

Las colas comenzaron a avanzar mas rápido, cuando llegue a mi sitio de trabajo, le pague y para mis adentros dije: Dios te bendice siempre. Le desee un Feliz Día y luego me dirigí hacia la puerta de la entrada y milagro estaba en el piso la misma cantidad que había pagado por la carrera. Di gracias a Dios y continué mi día, espero recibir mas milagros, que no son tales, sino cambios de posición con respecto a las cosas y acontecimientos. Por lo menos, ya me llamaron y me dijeron que habían conseguido una batería en buen precio. Pregunte nuevamente: Hay para pagarlo? Si lo hay, el resto vendrá por añadidura.

Si me preguntan, si me costo hacerlo, les diré que si. Siempre cuesta porque debido a la dualidad del plano en que nos movemos, hace que sea más fácil el enganche hacia lo negativo que hacia lo positivo. Y saben porque?. Porque eso es precisamente lo que venimos a experimentar, cuesta creerlo? Si, muchísimo, hasta que comienzas a estar alerta en las experiencias.

Porque les he dado esta vivencia, porque quiero que hagan un ejercicio con alguna situación, dejen por un momento la queja y comiencen a pensar en algo agradable, hagan una oración, una bendición, algo totalmente distinto y se darán cuenta que milagrosamente, por decirlo así, la situación cambia. Eso es la prosperidad. Enfócate hacia una dirección diferente y veras que el resultado es diferente. Nadie esta exento de vivir situaciones adversas grandes o chiquita, pues si fuera así, no estarían aquí.

De allí, les recomiendo, no es engancharse con lo terrible que estamos viviendo, ni hacerse la vista gorda, es buscar soluciones desde el punto de vista de lo deseado que es estar bien. Los quiero mucho.

Anuncios