Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

 

El hecho de ser un poco sensibles y sentirnos mal en algún sitio está relacionado cor la carga energética que presenta ese lugar. No les digo nada nuevo al respecto, muchos de ustedes no pueden entrar en el metro, en centros comerciales o en su propia oficina porque el ambiente está “muy cargado negativamente”. Esto es producto de la emisión de carga etérica negativa, bien por las personas que se encuentran en el lugar, que entran y salen o bien porque directamente es un sitio con una alta negatividad debido a su función o a lo que se realiza en él.

Igualmente tenemos que tomar en cuenta que cada persona tiene una vibración diferente, e independiente de que sean “malas” o “buenas”, simplemente son diferentes a las tuyas y eso produce incomodidades físicas.

Evidentemente no puedes ir por ahí limpiando el metro energéticamente ni cada sitio donde no te sientas a gusto, pero por lo menos puedes mantener tu casa en el estado más puro posible. Piensa que muchos ataques, a distancia, se producen por la proyección de energías etéricas, ectoplasmáticas en algunos casos, que pueden llegar a acumularse donde vives. Puede tratarse también de pequeños elementales creados para infundir algún tipo de miedo, o realizar alguna acción puntual contra ustedes, y por ende, habrás de lidiar con eso.

Hay muchas formas de limpiar energéticamente las casas, las puedes aprender en mil cursos distintos, incluyen la visualización energética o el trabajo con las energías “limpias” del planeta, pero también se pueden usar elementos más comunes. Por ejemplo una limpieza de sonido con un cuenco tibetano o una campana tibetana es tremendamente efectiva, pasándolos por toda la casa. Otro tipo de limpieza que disuelve pequeñas concentraciones de energía etérica es disolver un poco de alcanfor en un poco de vinagre y ponerlo allá donde se aprecie una carga flotando en el “aire”.

Esto simplemente disuelve pequeñas “bolsas etéricas”, lo cual es más que suficiente para la mayoría de personas del mundo que no están metidas en ningún tipo de cosas raras y que simplemente se ven afectadas por las energías del entorno donde viven y el inconsciente colectivo que nos rodea.

Siempre debe limpiarse con agua y limón desde lo más profundo de la casa hasta la puerta y luego desde afuera hacia adentro con una esencia de lavanda o alcanfor si la consigues. Igualmente les recomiendo colocar pastillas de alcanfor en las esquinas de la casa especialmente en ventanas, cocinas y baños que es donde se acumula mayormente la carga energética, igualmente puedes hacer en tu oficina, tienda u otro espacio donde hagas vida.

Para los rincones de difícil acceso y ventilación como closets, alacenas, etcétera, puedes elaborar fácilmente una mezcla de cloro, limón o vinagre y sal marina en un atomizador al que le agregarás un poquito de alcohol y una pastilla de alcanfor. Así podrás rociar estos lugares y mantendrás la armonía en tus espacios.

Anuncios