Etiquetas

, , , , , ,

 

La Acupresión o digitopuntura, es una antigua técnica de la Medicina Tradicional China basada en la presión que se hace con los dedos de las manos sobre determinados puntos del cuerpo. De acuerdo con la presión ejercida y según la zona que estemos tratando, podemos lograr muchos beneficios como adelgazar, reducir dolencias de todo tipo, mejorar la digestión, dolores de cabeza, de espalda, gripes, alergias, asma, etcétera, siempre que sean dolencias poco intensas.

Esta terapia natural no es recomendada para aquellos que padecen de problemas del corazón, tumores malignos, enfermedades infecciosas y en el embarazo, como también en situaciones de hinchazón, inflamación o heridas abiertas. En estos casos debe recurrirse siempre al médico. Luego de hacernos esta técnica se recomienda hacer actividades livianas o descanso.

Se estimulan algunos puntos determinados de nuestro cuerpo que pueden estar ubicados en la palma de la mano, en la planta del pie, y en el pabellón de la oreja.

Se la relaciona mucho con la Acupuntura ya que utiliza los mismos puntos del cuerpo para acceder a las vías energéticas, y se diferencia de ella porque en vez de agujas, la Acupresión utiliza la presión del dedo para estimular o desbloquear energías.

Se basa en teorías tradicionales del Qi, sangre, órganos y vísceras, meridianos y colaterales. Como todas las medicinas que provienen de China, considera al cuerpo como parte del universo que depende de las leyes y los principios de armonía y el equilibrio.

El ser humano posee en su cuerpo 12 meridianos que corresponden a 12 órganos principales si la energía Chi no fluye bien, causa un desequilibrio en ellos y se producen las enfermedades.

Explore en cada caso el área señalada, aplicando una presión profunda, hasta descubrir, al notar una punzada aguda, el lugar exacto. Comenzará notando una especie de sacudida que, en un momento, se transformará en una sensación de entumecimiento, o en un hormigueo que se extenderá desde el punto de presión. Puede suponer un sobresalto la primera vez, pero la sensibilidad se reduce con la práctica.
Una vez localizado el punto, aplique presión entre 15 y 30 segundos. Presione a continuación sobre el mismo punto, en el otro lado del cuerpo. Debería notar un alivio inmediato. Pueden producirse relajación muscular, moqueo o sudoración. También es posible suelte gases. En ocasiones los puntos de lados contrarios del cuerpo pueden producir efectos diferentes. Si los síntomas empeoran, no utilice ese punto o ese lado del cuerpo.
Si el primer punto no funciona, puede intentar presionar el punto o los puntos indicados a continuación, hasta que encuentre uno que resulte eficaz. Fíjese que puede existir más de una forma adecuada de describir sus síntomas, como por ejemplo “riñones” en vez de “dolor de espalda”. Cuando encuentre un punto que produzca alivio, utilícelo. Si el alivio es pasajero, vuelva a estimular el mismo punto. En ocasiones un dolor puede reaparecer tres o cuatro veces antes de desaparecer por completo.
Debe buscar la armonía interior, de manera que busque un lugar tranquilo, siéntese o túmbese y procure relajarse. Evite la música con un volumen excesivo, el ejercicio, la comida, drogas o alcohol, mientras estimula sus puntos de digitopuntura.

¿Cómo debe hacerse la presión?

Es simple, frotando ciertos meridianos con los dedos, puntos acupunturales, músculos y áreas de la piel, con partes de la palma y de los dedos y con distintas fuerzas. Se ejerce un empuje sobre los meridianos.

Con los dedos y con las palmas ejercemos presión sobre esos puntos masajeando y frotando la piel, el flujo del Qi y la sangre en los meridianos y colaterales fluye. Es un método simple, seguro y efectivo.

Función de cada dedo:

-El dedo índice estimula la zona de los brazos.
-El dedo medio la parte de las piernas.
-El dedo anular trabaja sobre la parte del abdomen y las caderas.
-El dedo meñique actúa sobre el apetito y la ansiedad.

Por eso en Oriente se recurre mucho a esta terapia sobre todo para ayudar a la buena digestión, por eso podemos comprobar que allí hay menos cantidad de personas con problemas de obesidad.

Puntos de Acupresión:

Ejerciendo presión firme con la punta del dedo índice o el dedo pulgar, masajeamos esos puntos determinados con movimientos circulares presionamos suavemente, los estimulamos si lo hacemos de manera fuerte, los calmamos. Podemos hacernos Acupresión nosotros mismos.

Para el dolor de cabeza:

Masajeamos la zona entre el dedo índice y el dedo pulgar de la mano derecha, usando el dedo índice y el pulgar de la mano izquierda durante uno o dos minutos. Presionando suavemente. Luego cambiamos de lado y realizamos el mismo proceso 15 0 30 minutos después.

Para el cansancio interior:

Volteamos la mano derecha con la palma mirando hacia arriba. El punto de referencia esta en donde se dobla la muñeca, en la parte izquierda del tendón. Hacemos un masaje en ese punto unos 30 a 60 segundos con movimientos circulares fuertes y después cambiamos de lado. Si estamos muy cansados podemos masajear los lóbulos de nuestras orejas.

Anuncios