Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Los aceites vehiculares de la aromaterapia

 El cayeputi tiene un aroma dulce, herbáceo y más bien penetrante. Este vigoroso árbol originario de las llanuras costeras de Malasia, alcanza unos 14 metros de altura y también se encuentra en Filipinas, las Molucas y Australia, y su tronco encorvado posee una corteza blanquecina. Tiende a crecer alejado de otros árboles y su cultivo es mínimo, puesto que rebota espontáneamente tras su destrucción. En malayo cayeputi significa árbol blanco, y a veces recibe el nombre de Árbol Blanco del Té.

El cayeputi tiene una infinidad de aplicaciones en Oriente, desde condimento a ingrediente de cosméticos y perfumes. Entre sus propiedades tenemos que es: analgésico, antineurálgico, antirreumático, antiséptico, balsámico, cicatrizante, descongestivo, expectorante, febrífugo, insecticida, pectoral, estimulante, sudorífico y vermífugo.

Es un aceite energético que debe ser usado con cautela porque en algunos casos podría ser irritante para la piel y membranas mucosas. Para la mente es más bien estimulante, despeja la cabeza, elimina la sensación de indolencia y contribuye a restaurar el equilibrio del cuerpo y de la mente.

Al cuerpo físico lo ayuda porque es excelente antiséptico del tracto digestivo, calmando cólicos y trastornos como disentería, espasmos gástricos, vómitos nerviosos y parásitos intestinales. Su virtud analgésica puede ser usada en neuralgias, jaquecas y dolores de muelas, oído, gota, reumatismo crónico y molestias generalizadas.

Se dice, además, que imita el efecto del estrógeno y es capaz de aliviar los problemas menopáusicos y de calmar los dolores de la menstruación. Renombrado antídoto contra picaduras de insectos y ácaros. Aparentemente, pulgas y otros parásitos escapan al instante de un animal doméstico que haya sido frotado con cayeputi.

Anuncios