Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

 

No nos debe solo  interesar el fortalecer los músculos o mantener un cuerpo sano, sino también debemos interesarnos en cultivar nuestra energía interior. El cuerpo humano cuenta con un sistema adicional de energía que entra al juego en situaciones de intenso esfuerzo, y esa situación se produce cada vez que hacemos algo en exceso como preocuparnos demasiado por nosotros mismos o por nuestro desempeño o por tal o cual situación etcétera.
Utiliza ejercicios de respiración controlada y de circulación de energía para fortalecer el cuerpo e incrementar la salud. Realízalos todos los días y, además de no cansarte ni enfermarte, dispondrás de mucha energía sobrante para enfocar tu intento. ¿Para enfocar qué? Para dirigir tu intento al resultado de todo lo que te propongas hacer. Los movimientos, o ejercicios de respiración, son importantes porque operan directamente sobre el sistema de reserva.

La razón por la cual se les puede calificar de indispensables es porque permiten el paso de mayor energía adicional a nuestro sistema de reserva. De esta manera, cuando debemos entrar en acción, en lugar de que el esfuerzo nos agote y nos quedemos a la mitad del partido, nos tornamos más fuertes y disponemos de energía sobrante para tareas extraordinarias. Eso hace muchas veces la diferencia entre el éxito o fracaso de nuestros intentos. Hay un secreto relacionado con los ejercicios de respiración y el cual los hace inestimables. 

¿Cuál es?

Deben practicarse todos los días o son inútiles. No se te ocurriría dejar de comer o de beber agua, ¿verdad? Los ejercicios son aún más importantes que el alimento y el agua.

Todos los ejercicios de respiración que aprendas deberás practicarlos diariamente, están diseñados para acrecentar tu fuerza interior. Y eso es muy importante porque es tu fuerza interior la que te llevara a conquistar tu mundo, el que decides para ti, el que te hace feliz. A continuación te enseñamos uno:

EJERCICIO PASES DE SOL Y TIERRA.

Lo importante es que la energía se transmita cumpliendo de este modo el intento o propósito; el resultado es pura magia, porque parece haber brotado de la nada. Estos son los movimientos y respiraciones y son muy simples.

DE SOL
Vuelve la cara hacia el sol, con los ojos cerrados, y luego inhalar profundamente por la boca y jalar el calor y la luz del sol al estómago. Sostener ahí el aire más tiempo posible, luego tragar y finalmente exhalar el aire que queda. Finge que eres un girasol. Siempre conserva la cara hacia el sol al respirar. La luz del sol carga la respiración de poder. Así que asegúrate de tomar grandes tragos de aire y de llenar completamente los pulmones. Hazlo tres veces todos los días.
En este ejercicio la energía del sol automáticamente se extiende por todo el cuerpo. Pero es necesario enviar en forma deliberada los rayos curativos del sol a cualquier área, tocando el con las manos o dirigiéndolo solo con la mente a esa parte de nuestro cuerpo que necesitas fortalecer. El sol otorga su energía a la tierra y hace crecer las cosas. Si permites que la luz del sol entre en tu cuerpo, tu energía también florecerá. Al final el sol es la energía mas concentrada que tenemos a nuestro alcance.
DE TIERRA
Puedes empezar por ejemplo a cultivar plantas o caminar descalzo en jardín o tierra así lo llenas de energía de la tierra. La energía de la tierra complementa la energía del sol. La tierra es la madre de todas las cosas. Todo proviene de la tierra. La tierra nos sostiene y alimenta. Por eso es tan importante esta energía.
Tomado de: impruva.blogspot.com

 

Anuncios