Etiquetas

, , , ,

En la entrega pasada de Vivir con éxito, aprendimos a despertar nos para sentirnos bien. Ahora esta nueva entrega nos invita  a conseguir deshacernos de la pesadez del día a través de un ejercicio preventivo  que ayudará no sólo al cuerpo a través del estiramiento sino también ayudará a activar los  centros energéticos. Este ejercicio es muy fácil de realizar sea cual sea el estado corporal.  Para ello realizaremos lo siguiente:

1 – La posición de partida será de pie, con las piernas abiertas a la altura de los hombros y un  poco flexionadas, brazos y hombros caídos y relajados. Comenzaremos a inspirar profundamente.

2 – Cuando hayamos inspirado todo lo profundo que podamos iremos espirando poco a poco a la vez  que nos vamos doblando por la cintura, bajando nuestro tronco y brazos hasta poder llegar a tocar el suelo con los dedos. Si no tienes la suficiente flexibilidad no te preocupes, estírate  hasta donde puedas.

3 – Cuando hayas llegado hasta abajo y ya hayas expulsado todo el aire, comenzarás a levantar el  tronco y los brazos subiendo suavemente a la vez que vas inspirando. Así poco a poco sigue estirando tu tronco hacia arriba junto con tus brazos y palmas de la mano estiradas. De manera  que termines el ciclo de inspiración un poco antes de que tus manos se toquen por encima de tu  cabeza y tu tronco esté completamente estirado.

4 – Después, ya con el cuerpo lo más estirado hacia arriba posible, haz que tus manos se toquen  por encima de tu cabeza mientras ésta se echa despacio hacia atrás a la vez que vas exhalando  de un modo natural. Termina el proceso con la cabeza lo más hacia atrás que te sea posible y  con la boca abierta. Mantente así durante unos instantes y después vuelve a la posición inicial.

Realiza este ejercicio todas las mañanas después de haberte levantado y antes de desayunar. Verás cómo te sentirás, vital y saludable, el resto del día.

Anuncios