Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

morrigan1

«La Reina fantasma» en una ocasión se presentó ante Cuchulainn bajo la forma de una hermosa joven para así seducirlo, pero el héroe la rechazó. Entonces Morrigan decidió vengarse acosándolo con distintas transformaciones: sea ya como águila, como lobo o como serpiente. Pero el héroe también la venció.

Morrigu, en Irlanda; Morrigan, en Galia, se la conocía también como «la gran reina». No sólo se la relacionaba con la guerra, sino también con los que iban a morir en ella. De tal manera, la diosa se les aparecía a los guerreros como una mujer terrible; de hecho, se la asociaba con la antigua diosa de la guerra irlandesa Badbh.

Esta diosa guerrera adquiría diferentes apariencias: como Nemon, la venenosa, confundía a las tropas enemigas hasta el punto de hacerlas luchar entre sí; como Macha, era ella misma quien combatía a los hombres y se presentaba cuando anunciaba la muerte; podía ser en forma de cuervo y en el nombre de Badbh. Como Morrigu, otorgaba una fuerza sobrenatural a los soldados que protegía, como fue el caso del héroe Cuchulainn.

De igual forma se ha presentado a esta diosa como reina de los fantasmas y de los espectros, y transformada en el hada Morgana de las leyendas del Rey Arturo se la conoció por su maldad mientras que, como la Dama del Lago ofrecía su aspecto más bondadoso a quien requería su ayuda.

Anuncios