Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Energía: Receptiva
Planetas: Todos
Elemento: Todos
Usos Mágicos: protección, coraje, dinero, amor, amistad, curación, suerte, buena para viajeros.

-*-*-739

Durante la antigüedad la turquesa fue muy utilizada tanto por sus propiedades mágicas como en representaciones artísticas. Para los aztecas era la “piedra de los dioses” y la utilizaron como amuleto poderoso contra el mal y en sus armas con el fin de aumentar su eficacia en el ataque. También la emplearon en máscaras, escudos y cuchillos ceremoniales. Los antiguos egipcios, con la turquesa confeccionaban tanto sus adornos como sus amuletos.

El famoso escarabajo, por ejemplo, se elaboraba con este mineral , y los “pectorales”, como el encontrado sobre la momia de Tutankamon, estaban elaborados en oro cincelado con incrustaciones de turquesa y otras piedras preciosas. En otros lugares se consideraba un eficaz amuleto contra el mal de ojo y otras desgracias, además de proteger a los marineros contra los ataques del mar. De color azul opaco y brillo de cera emerge como un reconocido amuleto en los viajes.

Se dice que grandes viajeros como Cristóbal Colón, Vasco da Gama llevaban siempre consigo una piedra de turquesa. Los árabes la denominaban “piedra de la suerte” y en Asia Central lo consideran un importante amuleto que simboliza el valor y la esperanza. En México es también muy popular como amuleto que proporciona buena suerte. Conocida también como “la piedra turca”, esta piedra se utiliza mucho en collares, aros, anillos y armamentos para la cabeza.

En Oriente, se consideraba un talismán para protegerse del mal de ojo; y los árabes la llaman Fayruz o piedra de la suerte. Incluso hoy, los ciudadanos de muchos países de Oriente Medio adornan las crines y colas de los animales de carga, como camellos, caballos, mulas y bueyes, con cuentas de turquesa; para proteger, traer buena suerte y prevenir de caídas al propietario. Para los persas, la intensidad de la piedra azul-cielo predecía el tipo de clima que se espera ese día. Un color azul brillante visto en la mañana, era presagio de un día esplendoroso y feliz.

Muchos médicos del siglo XV llevaban a una turquesa en sus bolsas de médicos, asegurando su eficacia contra los efectos nocivos del veneno de alacranes y otros animales ponzoñosos. También se consideraba eficaz para desterrar los dolores provocados por la posesión por demonios.

PROPIEDADES

  • La mano que lleva una turquesa, no conoce nunca La pobreza.
  • Disuelve la actitud de mártir o el auto sabotaje.
  • Aporta calma interna y estimula el amor romántico.
  • Conocida como la piedra de la alegría y el bienestar.
  • Buena para los viajeros, es una piedra protectora y ha sido usada para hacer amuletos desde tiempos inmemorables.
  • Indicada para prevenir el mal de ojo, los hechizos y la magia negra.
  • La turquesa fomenta la sintonía espiritual y potencia la comunicación con los mundos físico y espiritual.
  • Puesta sobre el tercer ojo potencia la intuición y meditación.
  • Sobre el chakra garganta activa antiguos votos, inhibiciones y prohibiciones y permite que el alma vuelva a expresarse.
  • Es el símbolo de San Jorge, considerado como el caballero celeste. Explora las vidas pasadas y muestra que tu propio destino es proceso continuo y depende de lo que hagas a cada momento.
  • La turquesa es una piedra de purificación.
  • Disipa las energías negativas y limpia la bruma electromagnética. Según el pensamiento tradicional la turquesa une la tierra y el cielo, unificando las energías masculinas y femeninas.
  • Esta piedra es empática y equilibradora.
  • Promueve la autorrealización, ayuda a resolver problemas creativamente y calma los nervios cuando se tiene que hablar en público.

Soñar con una turquesa es un presagio de prosperidad. Cuenta una tradición que la turquesa, para que ejerza su poder benéfico tiene que ser regalada, según la leyenda cuando se cumple este requisito avisa a su propietario de todos los peligros cambiando de color.

La turquesa es una piedra excelente para tratar estados de agotamiento, depresión o ataques de pánico. Esta piedra amable fortalece tu fe en ti misma y la proyecta hacia el futuro.

Los indios americanos creían que ver una turquesa en luna nueva generaba riqueza de modo que, si deseas atraer la fortuna con una turquesa realiza tus rituales en luna nueva. Favorece la asimilación de los nutrientes alivia la polución y las infecciones virales, cura la totalidad del cuerpo, especialmente los ojos incluyendo las cataratas. Reduce el exceso de acidez, trata la gota, el reuma, y los problemas estomacales. Esta piedra es antiinflamatoria y también desintoxica.

EL PODER MÁGICO DE LA TURQUESA

Gaspar de Morales, el boticario de Paracuellos del Jarama del siglo XVI es un buen ejemplo de quienes creen que la ciencia y la magia puede ir de la mano. Su libro titulado “De las virtudes y las propiedades maravillosas de las piedras preciosas” es buen ejemplo de ello.

Cuando define a la turquesa dice que su nombre significa que es de color ni azul, ni verde ni blanco, que esta gema tomó su nombre de su región de origen que es Turquía. Es una gema que tiene la propiedad de Venus.

¿Pero que significa eso de Venus? Eso quiere decir que quién la lleva se siente inducido a “sacar” su capacidad de seducción, a dar energía a la faceta de la personalidad más atractiva, más simpática y más sociable.

Llevar turquesas auténticas hace brotar desde dentro la gracia que uno tiene, tenga la que tenga, que siempre se tiene, sólo falta que se nos motive para exteriorizarlo. La turquesa induce a la ternura, el amor, la dulzura, el cariño y la piedad, todo junto. Es una buena gema para ablandar “corazones duros” y calentar “almas insensibles”.

Es tan fuerte su poder en abril y mayo, que hasta las mentes más escépticas y los corazones más cerrados sucumben ante el poderoso influjo de esta gema maravillosa. Ese su poder consiste en colocar frente a uno a la persona adecuada para entregarse al amor.

Fuentes: titomacia1504.blogspot.com, esencialnatura.com

Anuncios