Etiquetas

, , , ,

Imagen

El mudra visualizado en el dibujo  significa  “el giro de la rueda”.  Este es un mudra se aplica directamente a nuestro desarrollo espiritual. Al realizar este gesto nos ayuda a:

Equilibrar las energías interiores con nuestro entorno físico y espiritual. Desarrollar nuestro potencial espiritual. Conectarnos al mundo espiritual, permitiéndonos recibir ayuda de otros seres del universo. Ayudarnos a escuchar la voz de la divinidad. Descubrir nuestra misión en esta vida. Desvelar nuestras vidas pasadas.

Se realiza de la siguiente manera: Coloca las manos, como observas en la foto. La mano izquierda debe tener el pulgar y el índice unidos. Además la palma de la mano debe estar orientada al corazón, señalando así nuestro mundo interior. La mano derecha debe tener el pulgar y el índice unidos. La palma de la mano debe estar orientada hacia el exterior, señalando así el mundo que nos rodea. El dedo medio de la mano izquierda debe tocar la unión del pulgar y el índice de la mano derecha indicando así el círculo eterno de la vida y la perfección universal.  Este mudra tiene un gran poder espiritual, es recomendado hacerlo mientras meditas o haces oraciones. Ambas manos se encuentran a la altura del pecho, la derecha un poco más arriba que la izquierda. En las dos el pulgar y el índice aparecen unidos. La mano izquierda tiene la palma vuelta hacia el corazón y la derecha el dorso vuelto hacia el cuerpo. El dedo medio izquierdo toca el punto en donde el pulgar y el índice de la mano derecha se unen, cerrando el círculo.

Es posible que sientas un cambio en el estado de ánimo.  Visualiza una figura de luz, tu Yo Superior, y pídele una guía sabia a través de los cambios de la vida. Puedes preguntar todo. Quédate después unos momentos en silencio y escucha, quizá la figura de luz también tenga algo que decirte. Di para tus adentros: Confío en mi Yo superior que sabe lo que es mejor para mí.

Anuncios