Etiquetas

,

Los aceites esenciales son aquellos obtenidos por destilación, convirtiéndose en la parte más potente de la planta. La destilación puede ser directa, cuando alguna parte de la planta (raíces, ramas, hojas, bayas, pétalos) se coloca en agua y se calienta hasta la ebullición, o destilación al vapor, cuando la planta se pone sobre una rejilla y se calienta el agua por debajo pasando el vapor a través de ella. Hay algunos aceites esenciales de limón, bergamota, naranja y otros cítricos que se obtienen por simple presión de los frutos. La aromaterapia es un antiguo arte que se incorpora a esta época de vida de cambios veloces y vida acelerada.

La aromaterapia es una disciplina que aporta un uso terapéutico de los aromas puros para un tratamiento natural y un complemento importante para ayudar a restablecer nuestro equilibrio y armonía. Los aceites esenciales poseen muchas propiedades que provocan estímulos en el ser humano y se convierten en un invalorable elemento de bienestar.

El uso de esencias es de tiempos remotos y tiene referencias en todas las culturas y religiones.
En la antigüedad, los egipcios hace 40 siglos A.C hacían preparados con aceites esenciales que se utilizaban en medicina, cosmética, baños, y para armonizar los templos.

Los egipcios iniciaron el arte de extraer las esencias de las plantas calentándolas en recipientes de arcilla, fueron los alquimistas griegos quienes conservando la fragancia y las propiedades curativas inventaron la destilación para obtener aceites esenciales. El uso de aceites esenciales se realizaba desde hace milenios en China India y Persia. Los vedas también utilizaban aceites para su medicina.

Los vegetales medicinales-aromáticos producen esencias, las mismas son extraídas por destilación y presión, también hay otros métodos para algunas especies particulares.

Acción de los aceites esenciales

Un modo de actuar los aceites esenciales es través del olfato armonizando los estados psíquicos emocionales y espirituales, el sentido del olfato esta Relacionado a nuestras emocionase por estar directamente conectado al cerebro donde se encuentra el centro de las emociones, también el espacio de muchas actividades vitales de nuestro organismo, el sueño, la sensualidad, la sed, la memoria, etc.
Cuando se huele algo se evoca la memoria emocional, se puede relacional las emociones. El sistema límbico donde se encuentra el centro de las emociones está relacionado con el hipotálamo, la parte del cerebro que esta comunicado con las glándulas sexuales.
La memoria asociativa de aromas y situaciones generan el aprovechamiento de los aceites para uso terapéutico, dado que la conciencia registra el aroma con la ambientación.
La aromaterapia actúa sobre los planos sutiles por ello puede ser utilizada como terapia vibracional, también ayuda a la meditación, visualizaciones, concentración, afirmaciones y a todas aquellas técnicas destinadas a buscar el equilibrio y armonía interior.

Meditación

Los aceites se usaron desde tiempos remotos para la meditación y rituales religiosos, también para muchas culturas los aromas se utilizaban como ofrendas a los dioses. Para meditar con aceites podemos lograr:
· Purificar y preparar el lugar para meditar
· Ayudar a aquietar la mente de pensamientos cotidianos.
· Profundizar y serenar la respiración.
· Conseguir claridad mental
· Balancear los chakras
· Llevar la energía a tierra
· Armonizar la energía de un grupo

Los aceites esenciales tienen una alta concentración, por lo que no se suelen utilizar sin diluir, son muy volátiles y se evaporan rápidamente en contacto con el aire. Aunque se les designe como aceites, son ligeros y no grasos y se disuelven fácilmente en los aceites de oliva, soja, sésamo, girasol, y en alcohol, y no se disuelven en agua.

El masaje se realiza con aceites esenciales diluidos en un aceite portador, que puede ser cualquier aceite vegetal sin perfume de primera presión en frío, sin refinar, los más frecuentes son el aceite de almendras dulces, el de pepitas de uva o el aceite de sésamo. Los aceites vegetales se utilizan como lubricante y vehículo para aplicar tópicamente aceites esenciales y además sus propiedades complementan las de los aceites esenciales con que se mezclan.

La fricción producida por el masaje ayuda a mejorar la penetración de los aceites a través de la piel y puede producir una gran variedad de efectos calmantes, estimulantes, para aliviar dolores y malestares musculares. Algunos masajistas los utilizan para ayudar a limpiar de toxinas el sistema linfático. Pruebe los aceites esenciales en un área pequeña de la piel antes de aplicarlo extensamente.

Algunos de los Principales Aceites Esenciales:

AZAHAR (Citrus aurantium) El aceite esencial de la flor de azahar es un poderoso relajante del sistema nervioso.

CLAVO (Eugenia caryophyllatus) El aceite esencial de clavo es antiséptico, antineurálgico, anestésico, vermífugo, carminativo y aromatizante. En vía externa indicado en caries y odontalgías, en forma de gárgaras para alteraciones de la garganta, también para la sinusitis.

EUCALIPTO (Eucaliptus globulus) El aceite esencial de eucalipto es antiséptico, bactericida, balsámico, antirreumático, febrífugo y antidiabético. Indicado en inhalaciones para catarros, sinusitis y congestión de vías respiratorias.

LAVANDA (Lavanda officinalis angustifolia) El aceite esencial de la flor de lavanda produce un efecto calmante en los músculos, es antiséptico y analgésico. Es un gran regenerador de las células, eficaz en quemaduras, arrugas y estrías profundas. Se aplica sobre cortaduras, quemaduras y picaduras de insectos. Ayuda en casos de dolor de cabeza, insomnio, estrés, depresión, nausea. Se debe tener cuidado con su uso interno ya que en dosis altas puede causar ansiedad e incluso, en algunas personas, convulsiones.

MANZANILLA ROMANA (Chamaemelum nobile, Anthemis nobilis) El aceite esencial de la flor de manzanilla romana es un antiespasmódic, útil en cólicos digestivos y problemas de dentición, dolores de espalda, tortícolis y espalda a contractura. Reduce los estados inflamatorios de la piel y el dolor causado por la artritis. Alivia algunos síntomas de alergia. Es muy útil en el tratamiento de problemas digestivos. Ayuda a aliviar el estrés, el insomnio y la depresión. Es calmante, no relajante, del sistema nervioso y muscular.

MEJORANA (Origanum majorana) El aceite esencial de mejorana es antiespasmódico, carminativo y antiálgico, y en uso externo está indicado en forma de fricciones vigorizantes para parálisis y en forma de baños por ser calmante.

MENTA (Mentha piperita) El aceite esencial de menta, es carminativo, antiespasmódico, estimulante del sistema nervioso y mental y es usada para aliviar malestares estomacales.

ORÉGANO (Origanum vulgare) El aceite esencial de orégano es antibiótico, antiséptico, antiespasmódico y expectorante, y en vía externa y asociado al aceite de almendras dulces está indicado para todas las enfermedades de la piel, procesos reumáticos y celulitis.

PINO (Pinus silvestris) El aceite esencial de pino es antiséptico de vías urinarias, respiratorias y hepáticas, bactericida, antirreumático, estimula la circulación y es refrescante, desodorante, estimulante y alivia el dolor muscular.

ROMERO (Rosmarinus officinalis) El aceite esencial de romero es estimulante general y córtico-suprarrenal, antirreumático. En vía externa es antiinflamatorio, rubefaciente. Utilizado en forma de inhalación de vapores es un valioso aceite para problemas respiratorios como resfriado común, catarro, sinusitis y asma. Es un buen analgésico, sin efectos sedantes, en masajes, baños y compresas para aliviar el dolor del reumatismo y la artritis, también para emplearlo con los músculos cansados, rígidos y sobrecargados. Activa el metabolismo de la capa externa de la piel y estimula la regeneración celular. Posee propiedades diuréticas y antisépticas. Ayuda a aliviar problemas digestivos y de gases intestinales.

TOMILLO (Thymus vulgaris) El aceite esencial de tomillo tiene poder antiséptico de la piel. Se usa en fricciones como antirreumático, desinfectante pulmonar, útil para infecciones respiratorias y muy efectivo en infecciones de boca y garganta. Posee poderosas propiedades antimicrobianas. Ayuda en casos de tos y laringitis. Combate las infecciones de la piel y la vejiga. Puede ayudar a expeler parásitos intestinales. Alivia el dolor de las coyunturas. Alivia los gases intestinales y la diarrea. Cuando se usa en fricciones y lavados sobre la piel es necesario diluirlo ya que puede ser irritante.

Fuente:elhogarnatural.com, formarse.com.ar

Anuncios