Etiquetas

, , , , , , , , ,

canticos

El poder de la voz humana y la creación de vibraciones sonoras son de gran ayuda al invocar poder psíquico dirigido a un propósito en especial. Cantar su hechizo puede aumentar su intensidad, y con la repetición será más efectivo, al concentrar el foco de su atención y conducirlo a un estado alterado de conciencia. Los mantras, que son la repetición de una palabra o frase, se han utilizado con frecuencia en las religiones orientales para ayudar a meditar. Cantar es en realidad una forma de controlar la respiración.

Es especialmente vigorizante cantar en grupo. Normalmente, una persona dirige el cántico y lo supervisa, asegurándose de que todos los participantes sientan que están unidos al propósito del grupo. Casi por su cuenta, la energía grupal empezará a elevarse. El líder sentirá cuándo la energía ha llegado a su punto culminante y, entonces, con un gesto predeterminado, señalará cuándo el cántico debe terminar con un último soplo de aire, liberándose así la energía del grupo. Cae de nuevo el silencio y todo el mundo vuelve a respirar a ritmo normal.

No hay que aprender palabras especiales para ser capaces de realizar un cántico. Una técnica consiste en utilizar un sonido como un murmullo o cualquier sílaba que le pase por la cabeza mientras canta. A este tipo de cánticos se los denomina «sin palabras». Para los budistas, cantar la palabra «om» ya es suficiente para ayudarse a conseguir el equilibrio entre el cuerpo y el espíritu. Algunas tradiciones han incorporado a sus prácticas de cantar unos sonidos en especial para despertar los siete chakras del cuerpo. Se cree que una vez se hayan despertado los chakras, o puntos de energía que se hallan en el centro del cuerpo, la energía fluirá sin obstáculos desde la base de la columna a la coronilla.

Anuncios